Una noche más, el de ‘First Dates’ abrió sus puertas para dar la bienvenida a nuevos dispuestos a encontrar a su media naranja.

Una velada donde una de las parejas protagonistas de la noche fueron Antonia Bratz, una chica que quiere se cantante, y Roberts, que también se dedica al mundo de la música.

Tras conocer sus gustos por la música, Lidia Torrent aconsejó a Bratz que recibiera a su pretendiente cantando, una petición que la comensal no tuvo ningún tipo de problema de llevar a cabo. Al llegar y presenciar tal recibimiento, el joven se quedó completamente alucinado, sobre todo por el estilo tan Nicki Minaj de Bratz.

Una primera toma de contacto con la que ambos comensales estuvieron muy a gusto, y es que tal y como aseguraron, la atracción física fue mutua. «No me esperaba algo así. No me lo esperaba así físicamente tampoco. Rollo ahí Nicki Minaj…», confesó el chico. Por su parte, Antonia Bratz, que se define como medio chilena-medio senegalesa, también le gustó Roberts a primera vista. «Físicamente es sexy. No es feo», añadió.

Tras conocerse un poco más en la mesa, el comensal le explicó a su cita cuáles eran sus gustos y sus fetiches, declarando que le gustan las mujeres con los pies arreglados. La temperatura de la velada iba en aumento y cuando llegaron al terreno sexual, Roberts explicó que le gusta más «trabajar» a él.

La charla estaba teniendo tanta intensidad que incluso hablaron de la duración en la cama, algo en lo que Bratz creía que el comensal era un experto por ser negro, por lo que él le explicó su truco. «Un secreto para todas las personas, eso va en la respiración, te mentalizas y piensas en el partido de fútbol que pensabas que iba a ganar el Barcelona y ganó el Madridte cabreas y ya se mantiene un poco», dijo. Unas declaraciones que no dejaron indiferente a nadie.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.