Con tanto años en la parrilla televisiva española si hay algo que ha aprendido la audiencia de ‘First Dates’ es que no siempre se acepta bien el rechazo a una segunda cita entre los comensales.

Una situación que se pudo volver a comprobar en el último programa entre Adriano y José, acabando con uno de ellos saliendo totalmente espantado de la velada.

El primero en llegar al de Cuatro fue Adriano, que nada más sentarse en la barra del restaurante le dijo todo tipo de piropos a Matías Roure, el barman. «Es que es muy guapo, yo quiero un hombre así», le dijo a Carlos Sobera. Tras él llegó su cita de la noche, José, que dejó claro que Adriano no fue plato de buen gusto para él nada más verlo.

 «Vaya tela… le he visto con los pelos azules y eso…», comentaba el gaditano. A pesar de ello, en la cena ambos disfrutaron de una velada de lo más entretenida, llegando a ser compatibles en muchos aspectos. Eso sí, Adriano seguía poniéndole peros a su cita. «Es demasiado femenino», comentó sobre José.

Tras terminar de cenar, la pareja decidió tomarse el postre en el reservado, donde dieron rienda suelta a la pasión. «Los besos los doy de verdad, pero no quiere decir que haya tema», reconoció José. Sin embargo, al final, Adriano sí interpretó los besos de una forma diferente, ya que mientras él quiso una segunda cita, José no quiso volver a quedar. «No nos veo en plan de pareja, buscaba otro físico, soy muy superficial», comentó el comensal.

Un rechazo que no le sentó muy bien al gaditano y que dejó muy clara su postura. «Prefiero no decir si me he enfadado o no. ¿Hemos terminado?», preguntó antes de levantarse e irse espantado de la cita. Una reacción que dejó a José completamente sorprendido, por lo que únicamente dijo una cosa antes de concluir su paso por ‘First Dates’. «¿Y ahora qué hago yo, Mari Carmen?», añadió.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.