Food Delivery Brands (anteriormente conocido como grupo Telepizza) terminó el tercer trimestre del año (enero-septiembre) con unas pérdidas acumuladas por valor de 21,7 millones de euros, lo que equivale a una reducción del 50,23% respecto al mismo período del pasado ejercicio.

En estas cifras -que incluyen los cambios contables adoptados por la normativa IFRS 16 y publicadas este lunes- también se refleja que la facturación de la compañía española fue de 277,9 millones, lo que equivale a una subida del 12,1% respecto al mismo período de 2020, año determinado por la pandemia.

Sus ventas en cadena -epígrafe en el que se incluyen los ingresos generados por sus franquicias- subieron un 12,5%, hasta 817 millones de euros.

Por países, 131,48 millones de euros de su facturación como grupo -sin incluir franquicias- correspondieron a su actividad en España.

Precisamente, en España y Portugal las ventas mantuvieron un crecimiento sostenido durante el tercer trimestre, con un incremento del 4,2% respecto al mismo periodo del año anterior.

Ese porcentaje de incremento lleva a la compañía a hablar de una recuperación «sostenida y continuada» de las ventas, que unida a las previsiones de reactivación del consumo durante el último trimestre y al fin de las restricciones, hace prever la recuperación de los niveles de venta prepandemia antes de que termine el año.

El Ebitda del grupo se incrementó un 191,2% entre enero y septiembre, hasta 18 millones de euros; este mismo indicador ajustado (para no incluir costes no recurrentes) fue de 27,3 millones, un 100,3% superior que el de hace un año, mientras que el ajustado bajo los cambios contables adoptados por la normativa IFRS 16 fue de un +40,7% hasta 42,9 millones.

La compañía prevé superar la previsión inicial de Ebitda ajustado para 2021 y que preliminarmente había estimado en un rango de entre 39 y 41 millones, a pesar del potencial riesgo de la inflación y sus efectos sobre la actividad económica y el consumo.

Los resultados en Latinoamérica reflejan también, según el grupo, la relajación de las restricciones y la recuperación del consumo: las ventas crecieron en ese mercado un 47% (a tipo de cambio constante) durante el tercer trimestre respecto al mismo periodo de 2020.

Destaca el caso de México, donde las ventas superan ya en este tercer trimestre los niveles de 2019 en moneda local.

Por lo tanto el CEO de Food Delivery Brands, Jacobo Caller, ha asegurado que tanto en España como en el mercado latinoamericano ve una «tendencia clara» de recuperación, una vez superadas las restricciones por la covid-19.

De hecho, hay mercados, como Irlanda, Colombia o México, que están ya por encima de las cifras de 2019 y en España «las alcanzaremos antes de terminar el año», ha reiterado en un comunicado.

Caller espera un último trimestre «muy positivo con una fuerte» subida de ventas gracias al fin de las restricciones y la reactivación del consumo durante el periodo navideño.

A 3O de septiembre, Food Delivery Brands operaba 2.484 locales, de los cuáles 1.354 lo hacen bajo la marca Telepizza y 1.130 con la enseña Pizza Hut.

En concreto, durante los primeros nueve meses, el grupo registró 69 aperturas, de las que 34 corresponden al tercer trimestre.

La intención de la compañía es continuar con su plan de expansión, «intensificando» el ritmo de apertura en el último trimestre para cerrar 2021 con un total de más de 100 nuevos locales.

El plan de acción incluye el despliegue de nuevas capacidades digitales, con la transformación digital del grupo y la inversión tecnológica como «prioridad», así como el reforma de sus marcas para atraer a los consumidores más jóvenes.

La creciente importancia de los servicios de «delivery» y «take away» muestran un cambio de tendencia de consumo «muy claro» y, de hecho, todas las nuevas aperturas son formatos de tienda más pequeños y convenientes, con menor dependencia del consumo en local.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.