Freixenet invertirá unos 30 millones en ampliar sus cavas de Sant Sadurní

Ni una pandemia que vuelve a arreciar, ni una crisis de suministros que todavía no aminora: Freixenet ha descorchado ya sus botellas para celebrar un récord que da por seguro. La productora de vino espumoso espera batir en los próximos días su propio récord de ventas y cerrar el año habiendo vendido más de 100 millones de botellas. De hecho, el grupo espera superar esta marca en los próximos días, justo antes de la campaña de navidad, periodo que le reporta el 30% de sus ventas.

Es en buena medida debido a este incremento de las ventas (de un 10% si la va según lo previsto) que la compañía ha decidido ampliar sus instalaciones en Sant Sadurní d’Anoia. Lo hará con la idea de ampliar la producción en 35 millones de botellas y con la instalación de una nueva línea que podrá trabajar con 15.000 botellas la hora. Del volumen total, aproximadamente la mitad son botellas que ahora se hacen fuera y, el resto, botellas nuevas.

Será, en palabras de Pedro Ferrer, consejero delegado y representante de la rama familiar del grupo, “la mayor expansión de los últimos veinte años”. El equipo directivo todavía está acabando de negociar el presupuesto, pero anticipa que esta operación costará a la compañía aproximadamente unos 30 millones de euros y tardará tres años en materializarse. Con ella pretenden además reforzar la producción de marca Freixenet, aunque según se ha matizado eso no será en detrimento de la planta Castellblanc o de la bodega Elyssia, marca para la cual si que se ha avanzado un posible cambio de nombre.

“Necesitamos más espacio de cavas desde hace ya tiempo”, ha justificado Ferrer, que ha calificado la decisión como una “buena noticia para la zona del Penedès y para el de Sant Sadurní”.

Cambios en el grupo

Este anuncio de ampliación llega en pleno relevo dentro del consejo de Freixenet. Esta empresa, que desde 2018 opera de la mano de la alemana Henkell (a su vez parte del grupo Dr. Oetker), acaba de oficializar la llegada de un nuevo presidente, Alfred Oetker. Él y su hermano, Ferdinand Oetker, se incorporan activamente a Freixenet después de que el conglomerado que lleva su apellido se haya divido en dos partes.

“Personalmente, siento que esta colaboración alemanoespañola ha sido extraordinariamente positiva, fructífera y que los últimos 20 años de Freixenet han sido los mejores”, ha dicho a este respecto Ferrer.

Noticias relacionadas

A su vez, Andreas Brokemper, también consejero delegado del grupo en este caso en representación de Henkell, ha explicado a través de una pantalla que pese a que la pandemia supuso una sacudida importante, finalmente consiguieron estabilizar el gracias al consumo en casa. Y que hasta noviembre de este año, la compañía ha detectado “una fuerte recuperación en muchos mercados”.

La empresa ha aprovechado la ocasión para presentar también la campaña publicitaria con la que encaran la navidad, un vídeo que “se ha hecho de aquí para todo el mundo” y que explota “la alegría de la vida Mediterránea”. 

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.