Izquierda Unida comienza a marcar distancias con y dice que el proyecto político de «es la mejor opción». Así lo ha expresado el ministro de Consumo, Alberto Garzón, que deja caer que la decisión de sumarse a la confluencia que lidere la actual ministra de Trabajo no estará ligada a la decisión de Podemos.

Alberto Garzón se ha pronunciado sobre la plataforma de izquierdas que está preparando su compañera en el Consejo de Ministros Yolanda Díaz, a la que se ha sumado Ada Colau y en la que parece que habrá también presencia de Más Madrid –aunque esa decisión está todavía por ver–. Lo que parece claro es que Díaz no cuenta ni con Ione Belarra, actual líder de y ministra de Derechos Sociales, ni con , ministra de Igualdad. «Yolanda encarna perfectamente lo que un proyecto de izquierdas puede y debe ser en este momento», ha asegurado el ministro de Consumo.

«Genera simpatías en un espacio amplísimo de la sociedad porque está haciendo un buen trabajo en el Ministerio», tira flores Garzón a Díaz en una entrevista en el diario El Comercio.

Pero la posición de Garzón, cabeza visible de Izquierda Unida, es que no le costará sumarse a esa confluencia de izquierdas, incluso si por el camino debe romper Unidas Podemos. «En nuestro espacio político está Podemos, está IU, están los Comunes, hay mucha gente que podría sumarse», deja claro Garzón desvinculando su marca política del partido morado.

«Lo importante es el proyecto político que pongamos en marcha, si está al cargo creo que tiene muchísimas opciones de conseguir mejorar la vida de la gente trabajadora», y concluye que «desde IU estamos convencidos de que es la mejor opción».

Preguntado por el papel que jugaría IU en esa coalición de izquierdas, Garzón ha recalcado: «Somos una formación autónoma, con 35 años de experiencia, con presencia en todos los territorios y que sabemos que queremos transformar la sociedad y que debemos hacerlo con más gente, de confluir, y ha sido 17 años cargo público de IU», señala dando la puntilla a la unión futura con Podemos.

Desprecio de Díaz a

Yolanda Díaz ha iniciado en los últimos meses un periplo en busca de apoyos para su proyecto político. Una confluencia de izquierdas en la que el liderazgo de empieza a diluirse. En diferentes actos, Díaz ha contado como aliadas con la actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, o con la vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra. Pero ni rastro de Ione Belarra e Irene Montero.

La salida de de Podemos, tras la debacle en las elecciones del 4-M cayendo derrotado estrepitosamente ante Isabel Díaz Ayuso, ha dejado al partido morado huérfano de liderazgo. Precisamente fue Iglesias el que designó a Yolanda Díaz como futura candidata a la Presidencia del en sustitución suya. Ni Belarra, ni Montero.

El caso es que ahora Díaz se ve fuerte. Pretende rematar la derogación de la reforma laboral con la patronal y con la subida del SMI se carga de argumentos para dejar a un lado a las dos lideresas podemitas.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.