Ana García Lozano: «Parece que si no estás en la televisión no existes»

Ana García Lozano es uno de los rostros amables que descubrió la televisión de los años 90.

Una periodista que se hizo famosa por saber escuchar, por entender que detrás de cada uno de los invitados que frecuentaban sus programas había una respetable y que, fuera la que fuera esta, no admitía juicios.

Distanciada de los medios de comunicación y centrada en su labor como coach, se pone al otro lado para explicarnos cómo es su vida en estos momentos.

Ha llovido mucho desde aquellos talk shows que te hicieron popular, pero sigues siendo la reina, ¿estás de acuerdo? Lo de reina me queda muy grande, porque, además, han pasado muchos años desde entonces. Así que, ajustándome a la realidad, tendría que decir que soy una reina destronada.

Lo que sí es evidente es que se te da bien escuchar… En eso sí que coincidimos. Siempre digo que soy como una oreja grande a la que mucha gente abraza para desahogarse. No es fácil saber escuchar, y mucho menos estar para que el otro pueda sentirse mejor al explicar su historia. Hay que hacer un gran esfuerzo para olvidarte de ti, para apagar el ruido de esa radio que todos llevamos dentro. Y mucho más en un programa de televisión.

¿Hubo alguna tarde para olvidar? Recuerdo testimonios muy duros, como el día en que vinieron a contar cómo superar la muerte de un hijo. En aquel momento yo acababa de ser madre de mi hijo mayor, por lo que el horror emocional que sentí fue tan intenso que me puse a llorar detrás de las cámaras.

ana garcía lozano

  • Valencia, 1964. Periodista. Sobrina de Manolo Escobar. Se hizo muy popular en los años 90 como presentadora de programas de testimonios como El programa de Ana, Esta es mi o Tenemos que hablar. Pasó por Telemadrid, y TVE. Ahora es coach ejecutivo y mediadora escolar y familiar.

¿Cómo conseguías desconectar? Cuando presentaba el programa nocturno Esta es mi , que emitía Televisión Española y se realizaba en Barcelona, me daban las cuatro de la madrugada pensando en todo lo que había escuchado. Es fácil resituarte cuando tienes personas que te quieren cerca, nada diferente a lo que hace cualquiera con un trabajo con cierta intensidad.

¿Crees que hacer un programa de testimonios en una época tan convulsa sería posible? No, en absoluto. Tal vez podría hacerse algo, pero dándole una vuelta importante. Ahora vivimos muy deprisa y buscamos otro tipo de formatos que no tienen nada que ver con los que hacíamos. Hemos visto demasiadas cosas ya en televisión.

Te recuerdo que cuando se emitió ‘El programa de Ana’ creíste que no funcionaría… Es cierto, y afortunadamente me equivoqué. Cuando empezamos con los testimonios pensé que en España no iba a funcionar porque éramos más cautelosos a la hora de hablar sobre nuestros sentimientos más íntimos…

¿Este tipo de programas son difíciles de hacer? No, no me parece que sean complicados, porque solo tienes que escuchar. Lo más importante es la labor que hacen en la redacción, que es la encargada de buscar a los invitados. Cuando estábamos en Telemadrid no había ni internet, así que yo no sé de dónde podían sacarlos a todos.

«Lo más importante es que la gente me recuerda con cariño, eso es fundamental»

¿No te apetece volver a la televisión? Me gusta mucho la televisión, pero somos muchos los llamados y pocos los elegidos. Surge gente nueva, nombres nuevos, y al final te vas quedando atrás. Lo más importante es que la gente me recuerda con cariño y eso es fundamental.

¿Estás cansada de que los periodistas te preguntemos siempre lo mismo? Lo entiendo, porque la televisión es un medio tan absorbente que parece que si no trabajas ahí no existes. Yo no tengo ninguna frustración por no estar, porque he disfrutado mucho.

¿La televisión se abandona o es ella la que abandona? En mi caso, me abandonó, pero también es cierto que trabajé en la época más maravillosa. Son etapas.

También tú te alejaste cuando tu hija nació de forma prematura. ¿Te arrepientes? Nunca me arrepiento de las decisiones que he tomado, y mucho menos de algo tan importante como fue estar al lado de Natalia. Desde entonces, he supeditado mi vida personal a la profesional. No tengo programa, pero tengo una familia maravillosa.

No tienes un programa en televisión porque ahora eres ‘coach’, ¿fue fácil dar el salto a esta disciplina? Sí, porque estaba acostumbrada a escuchar. Aunque he hecho otro tipo de coaching, desde el familiar hasta de equipos, ahora estoy enfocada a la comunicación, a enseñar a que la gente pierda el miedo a hablar en público. A que consigan convencer al dar una charla, etc. Pero también modero mesas redondas, presento eventos, charlas…

«En este momento disfruto más de los éxitos que tiene mi gente, mi marido y mis hijos, que de los míos propios»

Entonces, no se vive nada mal en un discreto segundo plano. Todo lo contrario. Yo en este momento disfruto más de los éxitos que tiene mi gente, mi marido y mis hijos, que de los míos propios. Hay vida detrás de la tele.

Tanta vida que llevas 26 años casada, ¿tiene el amor fecha de caducidad? Todos los productos lo tienen, pero en algunos la ponen por ponerla. El amor hay que cuidarlo de forma continua, nunca hay que dejar de seducir y cuidar a tu pareja. Es un trabajo de pico y pala.

Tu marido es un ejemplo, porque te conquistó con mucho esfuerzo. Era el director del programa que presentaba en Telemadrid y nos unía una gran amistad. A mi me daba miedo que perdiéramos lo que teníamos, pero también supe que si dábamos el paso iba a salir bien. Y no me equivoqué, porque al mes de empezar como pareja decidimos casarnos. Y hasta hoy.

Me da la sensación de que eres una mujer feliz… Lo soy, soy tan feliz que no creo que tenga ningún sueño por cumplir. Eso sí, le pido a la vida que me dé mucha salud para poder viajar y conocer sitios que todavía no conozco.

Allspain.info — últimas noticias en España y todo el mundo. Información de política y economía, cultura y sociedad, y deportes, reseñas de eventos y incidentes, sucesos y ocio, y viajes. Actualización diaria. ¡Todo es más importante aquí!

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.