Ione Belarra: «El curso para tener perros será breve, gratis, sencillo y digital, pero con opción presencial»

El Consejo de Ministros dio luz verde el pasado viernes a la que aspira a ser la primera de ámbito nacional que proteja eficazmente a los animales. Hablamos con Ione Belarra (Pamplona, 1987), secretaria general de Podemos y actual ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 del Gobierno de España, sobre el Anteproyecto de de Protección, Derechos y Bienestar de los Animales, que incluye un régimen sancionador con multas de hasta 600.000 euros para las infracciones más graves.

¿Qué pretenden conseguir con esta ley?

Esta lo que plantea es, sobre todo, un cambio cultural. En España ha habido una impunidad total respecto al maltrato animal. Antes de esta ley, que esperamos que para 2023 ya esté a pleno rendimiento, ahogar a una cría de jabalí o quemar vivo a un zorro no tenía ningún reproche penal. Lo más importante que busca es promover un cambio de mentalidad y que nuestros niños y nuestras niñas, que a mí me preocupan especialmente, crezcan en un ambiente de respeto hacia los seres vivos. Es una muy ambiciosa que va a contribuir a frenar las grandes lacras del sacrificio, el maltrato y el abandono. Y vaya mi agradecimiento por delante a todas las organizaciones que han llegado allí dónde las administraciones públicas muchas veces no han podido.

La incluye obligaciones para las protectoras, clasificándolas e impulsando su profesionalización, ¿no es algo que dificultará su labor?

No dejar solas a las protectoras. Por primera vez, estamos apoyando con subvenciones a estas organizaciones desde el Ministerio y vamos a seguir trabajando para que haya financiación suficiente para parar el abandono. Medidas como la identificación, la vacunación obligatoria o la cría profesional van a contribuir a reducir mucho el problema y que las organizaciones de protección animal vayan un poco más desahogadas, que ahora incluso tienen que promover la adopción porque no dan abasto. Ellas tienen que saber que estamos de su parte, pero eso tiene que ir de la mano de que profesionalicemos el sector y vayamos hacia la máxima protección de los animales. Va a ser un trabajo compartido. El proceso de elaboración de la ley, gracias al liderazgo del Director General de Derechos de los Animales, Sergio García Torres, muestra que no vamos a dar ningún paso sin ellas.

«El Gobierno está haciendo su parte, está promoviendo una legislación que nos homologa a Europa. Exigírselo a las CC AA es una cuestión de corresponsabilidad»

La gestión ética de colonias felinas y el Sacrificio Cero, existente ya en algunas comunidades autónomas, se extiende con esta ley a toda España. ¿Se va a dotar de fondos a estas administraciones para hacer frente a la recogida de todos animales abandonados?

El Gobierno de España por primera vez está haciendo su parte, está promoviendo una legislación que nos homologa a Europa. Exigírselo también a las comunidades autónomas es una cuestión de corresponsabilidad. Yo creo que la mayoría van a estar a favor; muchas ya han avanzado por este camino que ahora nosotros estamos recorriendo. Y, evidentemente, todas las leyes que nosotros hacemos van acompañadas de financiación, como no puede ser de otra manera si al mismo tiempo exigimos corresponsabilidad.

La ley incluye la creación de un fondo, ¿tiene alguna previsión de a cuánto ascenderá? 

De momento no, porque al estar las competencias muy transferidas es un diálogo que tenemos que establecer con las comunidades autónomas; pero lo que te puedo garantizar es que el Gobierno va a hacer su parte. Y ese va a ser el talante con el que abordemos los siguientes cambios. Quiero que quede claro que todo el que haga las cosas bien y trabaje de verdad por proteger a los animales va a contar con nuestro apoyo. Esta ley solo tiene enfrente, como no puede ser de otra manera, a los maltratadores de animales; a los que no hacen las cosas bien; y a los que no cuidan de los seres vivos que conviven con nosotros. Todo el que trabaja por la protección animal va a encontrar en este Ministerio un aliado.

«Esta ley solo tiene enfrente, como no puede ser de otra manera, a los maltratadores de animales»

¿Cómo será el curso obligatorio que tendrán que hacer todos los propietarios de perros?

La idea es que el curso sea breve, gratis, relativamente sencillo y que pueda hacerse de manera digital, pero que exista también una versión presencial, porque una cosa que nos preocupa mucho en el Ministerio es la brecha digital. La gente mayor o con menos recursos tiene que poder acoger a un animal. Vamos a optar por esa vía presencial, al mismo tiempo que lo facilitamos para hacerlo lo más accesible posible.  La idea fundamental que hay que transmitir con el curso es que acoger a un animal es una responsabilidad muy importante y eso tiene que conllevar también algunos conocimientos. Son unas pautas básicas que yo creo que la gente va a agradecer recibir previamente para no encontrarse los problemas en casa y que luego se den situaciones que nadie quiere.

¿Quiénes van a impartir estos cursos?

Lo tenemos que definir reglamentariamente. Es evidente que los veterinarios y las veterinarias van a jugar un rol muy importante, pero otros actores quizás también, y eso es lo que vamos a determinar en el reglamento y de manera muy dialogada con las organizaciones del sector y también con las comunidades autónomas.

Esta ley también elimina el polémico listado de razas potencialmente peligrosas y obliga a un test de socialización, ¿cómo será?.

A partir de un determinado peso, todos los perros tendrán que pasar un test de sociabilidad que permita garantizar que no requieren un manejo especial. El reglamento también se va a desarrollar en detalle; estamos elaborando los elementos clave en un grupo de trabajo. Lo más importante que tiene que saber la gente es que vamos a garantizar mucho más la seguridad, porque ahora mismo puede haber perros de otras razas que tengan problemas de comportamiento y no los controlamos. Igual que hay perros dentro de razas que ahora mismo están catalogadas como potencialmente peligrosas que no tienen ningún problema de comportamiento y pueden vivir con normalidad en sociedad.

¿Por qué hay ciertas obligaciones que los dueños de perros de caza, pastoreo y guarda de ganado no tienen?

Esta ley protege a los perros de caza igual que al resto de perros. No negaré que ha sido difícil mandar este mensaje tan contundente, pero lo hemos conseguido. Los perros, independientemente de a qué se dediquen, son perros, y por tanto tienen que tener la misma protección. Las medidas de protección, identificación, vacunación o cría profesional, van a ser las mismas y eso es un avance muy importante. Hay algunos matices, como la no obligatoriedad de hacer el curso, porque ellos ya tienen una licencia asociada al ejercicio de la caza y se entiende que ya existe una comprensión de la responsabilidad que implica tener un animal. Es la cesión que hemos tenido que hacer a cambio de que la protección animal sea la máxima.

«A partir de un determinado peso, todos los perros tendrán que pasar un test de sociabilidad que permita garantizar que no requieren un manejo especial»

Ya existen leyes que obligan a poner chip, tener seguro o contar con una licencia para tener perros potencialmente peligrosos, pero hay una mayoría de propietarios que incumplen esas obligaciones generando la sensación de que nadie persigue, de que hay total impunidad para el infractor. ¿Cómo lo va a cambiar esta ley?

El mensaje político que se manda con la aprobación de esta ley es muy importante, porque hasta ahora lo que teníamos eran legislaciones disgregadas muy distintas entre sí que no transmitían un mensaje claro de que tenemos que avanzar hacia la protección animal. No obstante, sabemos que no todo se resuelve con una ley. Es verdad que se refuerzan las sanciones y eso va a ser importante, pero evidentemente el cómo se apliquen y que se haga un seguimiento correcto por parte de las comunidades autónomas es algo en lo que vamos a seguir trabajando después de la aprobación.

¿Cabe la posibilidad de que esta ley se interprete como algo que llega de Madrid sin entender la realidad del rural?

En absoluto. Esta ley no regula nada que tenga que ver con la caza, únicamente hace es que los perros de caza, tengan la misma protección que cualquier perro, algo de sentido común. Los cazadores que tratan bien a sus animales no van a tener ningún problema con esta ley y son la mayoría. Al contrario, les vamos a dar facilidades y ayudas. Solo debería preocupar a esa minoría que lleva a cabo malas praxis que queremos erradicar, como enterrar cachorros en cal viva o ahorcar galgos.

También hay preocupación por parte de sector que comercia con animales, porque la ley solo permite exponer y vender peces.  

Nosotros vamos a apoyar a todas las tiendas y también a las protectoras. Esta ley era imprescindible para homologarnos a Europa, para que mandemos un mensaje muy claro a nuestra sociedad de que tenemos que convivir de manera pacífica con el resto de seres vivos y que eso requiere de una corresponsabilidad por parte de toda la ciudadanía y de las administraciones públicas. En España, por desgracia, la impunidad hacia el maltrato y el abandono animal ha sido total y no podíamos seguir más tiempo por ese camino.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.