Isabel Pantoja se ha pronunciado por primera vez desde su nueva ruptura pública con su hijo Kiko Rivera y la muerte de la mujer más importante de su vida, su madre Doña Ana.

La artista, que apenas se había confesado sobre su situación personal, se había limitado a cumplir con sus compromisos profesionales tanto en los escenarios como en televisión. 

Sin embargo Isabel Pantoja, que ni siquiera había acudido a la cremación de su madre para no acrecentar el revuelo, ha querido hablar sobre su actual situación personal en el programa ‘Viva la Vida’. En una breve conversación con Emma García, la cantante ha dado las claves sobre su estado.

«Estoy más o menos bien», afirmaba cuándo le preguntaron cómo se encontraba. «Gracias a Dios, de estoy bien», ha querido destacar. Estas han sido las pocas palabras que ha manifestado la tonadillera.

Raquel Bollo, amiga íntima de Pantoja, ha dicho que por la voz intuye que su amiga no está pasando por su mejor momento. «Se da cuenta de que no está hablando con alguien de su entorno, y entonces es cauta y cariñosa, sin querer dar más explicaciones», comentó la tertuliana.

«Por lo que la conozco, la voz de ella no es de estar bien», aseguraba. “No está bien, tiene que ir poquito a poco saliendo y para ella es duro, cada uno lleva su duelo a su manera», añadió. La colaboradora se ha referido a la reciente perdida de Doña Ana, madre de Isabel Pantoja, puesto que era su máximo referente.

Una complicada situación a la que se ha añadido su nuevo conflicto y distanciamiento con su hijo Kiko Rivera. Hace un año la guerra entre madre e hijo estallaba tras el especial ‘Cantora, la herencia envenenada’, en el que Rivera denunció públicamente a Pantoja por una supuesta irregularidad en el reparto de la herencia de su padre.

Tras la muerte de Doña Ana, parecía que la relación entre ambos se había vuelto a consolidar. Así lo confirmaba el DJ en una exclusiva en ‘Lecturas’, donde hablaba del acercamiento con su madre. Sin embargo, hace ya dos semanas que el marido de Irene Rosales ha vuelto a romper la relación con su madre, que desde entonces no se había pronunciado.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.