Vetusta Morla: «Seguimos siendo radicalmente independientes»

Han pasado más de dos décadas desde que Vetusta Morla naciera tímidamente, sin hacer demasiado ruido, para consagrarse después como una de las bandas mejor valoradas de España.

El grupo originario de Tres Cantos (Madrid) ha notado el paso del tiempo y, ahora, le canta. Su último disco, Cable a tierra, retrata el miedo a quedarse atrás y le da la vuelta. Abraza la relación entre el pasado y el presente para apuntar con optimismo al futuro, y rinde homenaje al baile, a la tradición y al folklore para saciar el hambre de iniciar nuevas etapas. Nos lo cuentan David García (batería), Juanma (guitarra y teclado) y Álvaro (bajo).

¿Ya han celebrado el lanzamiento del disco?

David: No nos ha dado tiempo. Llevamos semanas con mucha actividad, mezclando una gira de verano que se ha extendido hasta este otoño… Haremos una comida rica.

Aseguran que les gusta aventurarse. ¿Cuánto han arriesgado con este álbum? 

Juanma: Tenemos esa inquietud por explorar nuevos territorios. Somos gente a la que no le gusta estar demasiado tiempo en el mismo lugar, y cambiar de territorio implica siempre un riesgo. Con Cable a tierra hemos cambiado más parámetros de la ecuación que otras veces en lo que se refiere a la instrumentación y a la manera de componer las canciones. Obviamente, cambiarte de sitio te hace perder algunas cosas, pero también te permite ganar otras. A veces tienes que irte a un terreno que no te resulta cómodo y con ese aprendizaje volver donde estabas. Este álbum es una ida y vuelta permanente a nuevos territorios hacia la esencia Vetusta.

Álvaro: El parámetro temporal también ha sido nuevo porque era la primera vez que teníamos que hacer un disco en tres meses. Ahí había otro tipo de exigencias y de enfoque.

En el disco se habla de una reconciliación lo viejo y lo nuevo. ¿De dónde surge esta idea?

Juanma: La idea surgió de una experiencia particular dolorosa de encontrarse fuera de lugar en un contexto con personas jóvenes. Eso llevó a la reflexión sobre cómo lo nuevo y lo viejo conviven y a veces luchan. Es perfectamente normal que esto suceda, porque ha pasado a lo largo de todos los milenios en la historia del ser humano. A veces, esa relación entre lo viejo y lo nuevo, tanto a nivel social como creativo, puede terminar en un abrazo fraternal o en una puñalada trapera. Y ambas cosas son necesarias porque la historia tiene que continuar: se debe dibujar esa senda para que los que vienen detrás sigan caminando. Eso es lo que queda en Puñalada trapera. Y, por ejemplo, con Virgen de la humanidad Guille también habló de este término, que sobrevuela el propio concepto del álbum, donde estamos mezclando instrumentos tradicionales con sintetizadores habiendo mucha manipulación de software y de electrónica.

vetusta morla

  • Juan Pedro Martín (más conocido como Pucho), David García, Álvaro B. Baglietto, Jorge González, Guillermo Galván y Juan Manuel Latorre conforman esta banda, que nació en Tres Cantos en el verano de 1998, y que acumula cinco exitosos discos. El primero de ellos, ‘Un día en el mundo’ (2008), fue calificado por la prensa especializada como «el mejor primer disco de la historia del rock español». En mayo de 2022, la banda arrancará su gira por España, pasando por ciudades como Madrid, Valencia, Barcelona, Sevilla, Bilbao, Tenerife o Alicante.

¿Por ello quisieron presentar el disco en TikTok?

Álvaro: Al final, cuando hacemos el disco entramos dentro de una ola conceptual y social. Argumentamos algo que ya pasa en la sociedad, porque esto de reivindicar el folklore sucede en muchos ámbitos. TikTok no es una herramienta de nuestra generación, sino de jóvenes, y en ella estamos entrando los viejos. De esa unión, de ese casamiento entre lo viejo y lo nuevo, se crea algo diferente, nuevo. Es una red social que a veces está muy mal utilizada, pero también se usa con una gran creatividad, así que cuando nos ofrecieron hacer un directo en ella nos sorprendió muchísimo, pero luego dijimos: ‘¿Por qué no?’. Tampoco estamos analizando exactamente si vamos a atraer a un nuevo público, si no más bien la vibra que nos da. Surgió.

Ustedes empezaron a tocar en 1998 tras conocerse en el instituto de Tres Cantos José Luis Sampedro. Dos décadas después, ¿qué queda de esos chavales?

Juanma: Somos esos chavales… En una carcasa un poco más de ITV, pero sí, yo siento que todavía tenemos mucha ilusión por lo que hacemos. Si no fuera así, la banda no seguiría, no tendría esa motivación o ese impulso que nos empujó en la juventud, y que nos sigue empujando. Igual esto es un poco naif e inocente por mi parte, pero somos los mismos.

Álvaro: Aunque más sabios.

Lanzaron una pregunta al aire a su público: ‘¿Cuál es vuestro folklore?’. ¿Y para Vetusta Morla, cuál es? ¿Qué representa este concepto para la banda?

David: Nuestro folklore musical está formado por todo con lo que hemos crecido: alrededor de una gran urbe como es Madrid, mirando hacia la gran ciudad y dando la espalda a los entornos rurales. Y después de estar muchos años poniendo la mirada en la música anglosajona y en lo que viene de fuera, le hemos hecho caso a lo que tenemos cerca. Nos ha parecido interesante, atractivo y necesario recuperar una serie de elementos que pertenecen al folklore musical. Hemos querido incorporarlos con nuestra música para hacer un disco de pop, rock o como quieras llamarlo, pero donde se respiren aromas de la música tradicional de nuestro país, y también de Latinoamérica.

En Finisterre, cantan: «Nos cerrarán las puertas / se burlarán de lo más sagrado / pobres de ellos, aún no lo saben / Pero ya hemos ganado». ¿Cuándo sintieron por primera vez el éxito?

Álvaro: A ver, yo creo que el éxito nos ilumina desde los inicios. Siempre ha estado ahí, pero nunca le hemos hecho caso, realmente nos da igual. Cuando yo vi a Vetusta Morla en 2002 [Álvaro fue el último que entró en el grupo], vi una banda de éxito. Pensé: ‘Yo voy a tocar ahí’. Nosotros mimamos las canciones, esa es nuestra biblia sagrada. El éxito está ahí fuera, no dentro de nosotros.

«El éxito nos ilumina desde los inicios, pero nunca le hemos hecho caso»

¿Podrían compartir una norma inamovible dentro de la banda?

Juanma: Lo que hagamos nos tiene que hacer ilusión.

Ustedes han vivido en el conflicto entre la música comercial y el indie. A día de hoy, ¿dónde ha quedado ese debate?

Juanma: La falsa confrontación entre lo independiente y lo llamado comercial obedecía a un momento muy concreto en el cual muy pocas discográficas aglutinaban la mayor parte de los lanzamientos y el poder de comunicación. Lo independiente siempre quedaba fuera. Ha habido mucha confusión con lo que significa ser independiente estilísticamente o desde el punto de vista empresarial. Nosotros seguimos siendo radicalmente independientes a pesar de lo que pueda pensar y nuestra manera de hacer música, nuestro enfoque sobre lo que significa en nuestras vidas, no ha cambiado. Hoy en día, con Internet y las plataformas digitales habrá otros debates igualmente interesantes, como dónde queda el margen de lo independiente y la periferia en las redes sociales y en las plataformas digitales.

¿Y dónde está ese límite?

Juanma: En un sitio comprometido. La disidencia artística no lo tiene más fácil que en los 90, que es cuando se acuñó el término indie. La periferia de lo artístico lo tiene más complicado hoy a pesar de lo fácil que pueda parecer por la cantidad de herramientas que están a nuestra disposición, que son maravillosas, aunque se está haciendo a veces un uso un poco perverso de ellas. Hoy en día estar al margen de la ley desde el punto de vista artístico es tremendamente complicado.

«Hoy en día estar al margen de la ley desde el punto de vista artístico es tremendamente complicado»

Antes han recordado que Álvaro entró en el grupo más tarde, en 2002. Se dice que se ganó un hueco porque tenía una furgoneta…

Álvaro: Realmente eso no fue así, y ahora tengo la oportunidad de desmentirlo. Queda mal la versión oficial. Se empezó a utilizar la excusa de que yo tenía una furgoneta para negar la razón por la que entré en el grupo. No se atreven a decir que realmente ellos no me ficharon a mí, sino que fui yo quien los fichó a ellos… Esto de la furgoneta solo se atreven a decirlo si no estoy yo. Es verdad que he sido siempre muy furgonetero, y con la furgoneta empezamos a hacer las primeras giras. Que no te digo que no influyera un poquito…

Juanma: A ver, tú entraste con tu furgoneta cuando nos conocimos, y no hiciste prueba.

Álvaro: Sí, era mi furgoneta. Y no, no hice prueba.

Juanma: Pues no hay más preguntas, señoría [risas].

¿Qué les ha enseñado la carretera?

Álvaro: Nos ha dejado muchísimas enseñanzas. A mí la primera que me viene a la cabeza es que formas parte de un todo y tu propia opinión no vale más que la del resto. Muchas veces hay que aprender a aceptar realidades cercanas a la tuya. Hay muchas enseñanzas. Podríamos hacer otra conferencia sobre ese tema.

«La carretera nos ha dejado muchísimas enseñanzas, como que formas parte de un todo y tu opinión no vale más que la del resto»

¿Siguen algún ritual antes de salir al escenario?

David: Siempre nos abrazamos y damos un pequeño salto mortal.

Álvaro: En honor a nuestra discográfica, que se llama así.

Copenhague, uno de vuestros primeros temas, es un himno para muchas personas. ¿Han retomado su intento de tocarla en la propia ciudad?

David: Queremos ir a Copenhague a tocarla. Por nosotros y toda esa gente que quiera ir allí a escucharla.

¿Y para cuándo ese viaje?

Álvaro: En un futuro. Se ha comentado en varias ocasiones durante la gira y también lo hemos hablado con nuestro mánager. Ojalá sea pronto.

Allspain.info — últimas noticias en  y todo el mundo. Información de política y economía, cultura y sociedad, y deportes, reseñas de eventos y incidentes, sucesos y ocio, turismo y viajes. Actualización diaria. ¡Todo es más importante aquí! Sígueme en Facebook.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.