Will Smith es uno de los actores más famosos de Hollywood. Acaba de publicar sus memorias, con el nombre de Will, y en ellas cuenta aspectos de su vida personal que antes no había revelado.

En el libro autobiográfico, el protagonista de Men In Black, de 53 años, relata sus problemas con su vida sexual. Todo empezó cuando una novia llamada Melanie lo dejó y se lanzó a una vida de «sexo desenfrenado».

«Hasta este momento de mi vida, solo había tenido relaciones sexuales con una mujer además de Melanie. Pero durante los meses siguientes, me convertí en una hiena del gueto», escribe.

«Tuve sexo con muchas mujeres, y fue tan constitutivamente desagradable para mí, que desarrollé una reacción psicosomática a tener un orgasmo. Podía, literalmente, tener arcadas y a veces incluso vomitaba«, dice Smith.

«Esperaba por Dios que alguna hermosa desconocida fuera ‘la definitiva’ que me hiciera desaparecer este dolor… pero invariablemente, allí estaba yo, con arcadas y desdichado. Y la mirada de la mujer profundizaba aún más mi agonía», prosigue en su libro.

Smith llegó a recurrir al sexo tántrico: «Lo que hice fue limpiar mi mente, permitirme saber que está bien ser cómo soy y ser quién soy. En mi mente, por mi educación cristiana, incluso mis pensamientos eran pecados», dice.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.