Gesto de Mazón con los agricultores: marca y sede propia del limón frente a los recortes de Sánchez

Gesto de Mazón con los agricultores: marca y sede propia del limón frente a los recortes de Sánchez. La sede estará en Orihuela, en la comarca alicantina de la Vega Baja, donde se produce el 40% del limón español.

Frente a los recortes al trasvase Tajo-Segura del Gobierno Sánchez y frente a la negativa del Congreso de los Diputados de dedicar fondos europeos Next Generation para acelerar las obras de infraestructura del Plan Hidrológico Nacional, el de la Diputación de Alicante sigue dando pasos en defensa de la agricultura y de los productos agrícolas de la Comunidad Valenciana. A cada afrenta, responde con una nueva iniciativa.

La Provincia de Alicante y, más concretamente la comarca de la Vega Baja, produce en torno al 40% del limón . El 70% de la producción total de este cítrico en la Comunidad Valenciana. Ese limón tiene calidad y es cultivado por agricultores que sufren en primera persona los efectos de la falta de agua y los recortes mencionados del trasvase. Unos problemas muy graves a los que la Diputación de Alicante y los propios agricultores han respondido con un nuevo paso adelante: el sello ‘Limón de la Vega Baja’. Una iniciativa en que lleva trabajando tiempo la organización Asaja (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores) y que ahora encuentra el respaldo institucional a través de la Diputación de Alicante, junto con el Instituto Alicantino de Cultura (IAC) Juan Gil Albert, dependiente de la propia Diputación, y el Ayuntamiento de Orihuela.

Marca y sede servirán para potenciar el producto en el mercado. Una forma de ofrecer un respiro a la maltrecha de los agricultores y un marco de esperanza frente las en materia de agua del Tajo-Segura. Es el inicio para conseguir el Sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP), como un medio más para competir frente a la importación de este producto desde Sudáfrica.

La Indicación geográfica Protegida es un nombre que identifica a un producto como originario de un lugar determinado, que posee unas cualidades o características propias y del que al menos una de sus fases de producción procede de una zona geográfica definida. En suma, una figura de protección que ampara productos cuya calidad diferenciada se debe al origen.y que establece distintas medidas para salvaguardarlo frente a los de otro origen no amparado por el registro.

Los agricultores de la Comunidad Valenciana y muy especialmente de Alicante han denunciado lo que consideran una competencia desleal de mercados externos. Algunos tratados con productos químicos prohibidos para los agricultores de aquí. En este contexto, el limón sudafricano ha llegado a venderse a precios incluso más altos que el de la Vega Baja, pese a ser el de esta tierra de una calidad superior. A todo ello, pretende poner freno con el reconocimiento de su marca y su protección: el objetivo es entrar de lleno en las cadenas de las grandes superficies alimenticias: productos de la Comunidad Valenciana para consumidores de la Comunidad Valenciana. Y, de paso, enviar un recado alto y claro: la agricultura no se rinde a los recortes de agua ni a la competencia extranjera.

Mientras Puig se marcha a Bruselas para pedir reciprocidad y un trato justo para los cítricos valencianos, mientras Sánchez recorta el trasvase Tajo-Segura, Mazón ha vuelto a concretar su iniciativa de protección, en este caso del limón, de la mano de los agricultores de la Vega Baja con dos medidas concretas: sello y sede. 

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.