El helado de chocolate blanco es un postre que llama mucho la atención. Esto se debe a la popularidad que tienen los chocolates blancos en todo el mundo. Cabe destacar, que no existe ningún chocolate que de forma natural pueda tener ese aspecto claro. En realidad, este es un postre que se prepara teniendo como base en al menos un 20% la manteca de cacao. El resto de los ingredientes suelen ser la leche y otros lácteos, así como el azúcar. La primera vez que salió al mercado este producto fue gracias a un creador español de Guadalajara.

Hoy en día es muy fácil preparar un helado de chocolate blanco. De hecho, este es uno de esos postres que pueden tener múltiples sabores diferentes entre sus variantes. Básicamente, esta utiliza la técnica básica para la realización de helados. Lo único en este caso es que se incorporará cualquier producto de chocolates blancos entre los existentes. A partir de allí, se monta la nata, se añade azúcar, leche y luego pasa al refrigerador.

El helado de chocolate blanco suele ser un postre con cantidades de grasas considerables. En realidad, esta es una condición común de casi todos los sabores de helados cremosos que existen. No obstante, tener cacao en este dulce siempre será positivo para el organismo, debido a su alto contenido en antioxidantes. A continuación, verás que sencillo se elabora esta excelente merienda… ¡Sigue leyendo!

Ingredientes:

  • 250 gramos de chocolate blanco
  • 400 gramos de nata
  • 50 gramos de azúcar glas
  • 40 gramos de azúcar invertido
  • 300 mililitros de leche
  • Cómo preparar un helado de chocolate blanco:

    1. Partir el chocolate blanco en trozos.
    2. Colocar el chocolate blanco y la leche en un cazo.
    3. Calentar el cazo con el chocolate blanco y la leche hasta fundir sin que rompa en hervor.
    4. Añadir el azúcar invertido al cazo con el chocolate. Remover y sacar la mezcla del fuego. Reservar.
    5. Montar la nata en un bol utilizando una batidora eléctrica y mezclar con el azúcar glas.
    6. Añadir la mezcla de leche con chocolate blanco a la nata sin dejar de batir con movimientos envolventes.
    7. Tapar el bol que contiene la mezcla de los ingredientes con papel film.
    8. Guardar la mezcla del helado tapada en el refrigerador durante una hora.
    9. Sacar el bol con la mezcla y remover bien todo el helado para romper sus cristales. Volver a incorporar al refrigerador.
    10. Repetir el último paso unas tres veces cada una hora.
    11. Conservar el helado de chocolate blanco en el frigorífico.Helado casero

    Posteriormente solo se debe servir el postre y mantener a temperatura fría para que no pierda consistencia. Este helado puede acompañarse con chispas de chocolate, sirope y acompañantes similares.

    El helado de chocolate blanco se realiza como cualquier otro postre similar. Si aprendes esta receta, podrás hacer otros sabores con facilidad… ¡Manos a la obra!

    Compártelo con tus amigos

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.