Casi 41 años de prisión para la ‘manada de Badajoz’ al aplicarles la doctrina de Pamplona


Agresión sexual

Condenan a 13 años y seis meses a cada uno de los tres implicados, tanto al autor material del abuso sexual como a los dos cooperadores necesarios

La Audiencia de Badajoz, en una imagen de archivo.
La Audiencia de Badajoz, en una imagen de archivo.E. M.

La Audiencia Provincial de Badajoz ha condenado a 13 años y seis meses de prisión a cada uno de los tres hombres acusados de una agresión sexual a una mujer en Badajoz en la madrugada del 26 de septiembre de 2016. En total, una pena de 40,8 años.

Además, a cada condenado se le prohíbe el acercamiento a la víctima a una distancia de 500 metros y comunicarse con ella por cualquier medio por un tiempo de 10 años. También se les condena como autores de un delito leve de lesiones producidas a la mujer, que ha renunciado a cobrar los 50.000 euros que pedía la Fiscalía a los acusados como indemnización.

La sentencia recoge que los tres varones -que tenían 21 años cuando se produjeron los hechos- son «autores responsables de un delito agravado de agresión sexual con acceso carnal por vía bucal», siendo uno de ellos el autor material de la agresión y los otros dos «cooperadores necesarios».

Los tres encausados reciben la misma pena, acogiéndose así a la doctrina que dictó la sentencia de la conocida manada de Pamplona, con indiferencia de si son los autores materiales o están presentes en el momento en que se produce la agresión y actúan así como «cooperadores necesarios» ante una «víctima especialmente vulnerable».

20 años pidió la Fiscalía

El Ministerio Fiscal había pedido en su escrito de calificaciones previo al desarrollo del juicio una pena más alta -20 años de para cada uno- por tres delitos, mientras que las defensas pidieron la absolución de los jóvenes al considerar que las relaciones fueron «consentidas» y que la víctima había ofrecido diferentes versiones en cada declaración que había realizado, por lo que recurrirán la sentencia.

La mujer identificó durante el juicio a uno de los implicados. El fallo relata que estos aprovecharon el estado de «embriaguez, confusión y desorientación» de aquella para llevarla «a empujones» hasta el fondo de la rampa de acceso a un garaje de la urbanización Guadiana de Badajoz, «donde la despojaron de sus ropas dejándola totalmente desnuda, acorralándola entre los tres y agarrándola por el cuello y los brazos», según el escrito de acusación de la Fiscalía.

Bajo estas circunstancias le espetaron frases como «para que te crees que hemos venido aquí», recriminándole que habían gastado todo el dinero durante la noche para que ella «fumara y bebiera». El escrito de acusaciones subraya que la mujer había consumido con anterioridad «abundantemente» bebidas alcohólicas, al punto de protagonizar un incidente con otra mujer y ser expulsada de un pub, donde coincidió con los jóvenes acusados, de los que conocía a uno de ellos.

A la hora próxima al cierre del establecimiento, los acusados volvieron a encontrarse con ella, a las puertas del pub, y aprovecharon su estado -según los hechos considerados probados- para llevarla a empujones a la zona donde la agredieron.

Los hechos

Alertados por la llamada de un vecino, hacia las 05.20 horas, los efectivos policiales hallaron a la víctima totalmente desnuda, de rodillas y apoyada contra la puerta del garaje en tanto que sus tres agresores se encontraban con los pantalones desabrochados y al menos dos con la camisa abierta.

En el lugar de los hechos fue recuperado un preservativo usado, cuyo posterior estudio ratificó que correspondía a uno de los jóvenes. De las muestras biológicas tomadas de lavado vaginal de la víctima, según describe la sentencia, «se detectaron trazas de semen con el perfil genético de dos varones distintos de aquél».

Durante el juicio se reprodujo en varias ocasiones un vídeo que grabó un vecino de la zona, donde se contempla a los acusados y a la víctima saliendo del local y dirigiéndose al lugar donde se produjo la agresión.

Debido a la agresión, la víctima sufrió menoscabos físicos, como diversas contusiones en diversas zonas del cuerpo, por lo que necesitó una primera asistencia facultativa para recuperarse en un periodo de 10 días. Otros informes médicos aportados a la causa indicaron que la víctima padeció estrés postraumático.

Los argumentos de la defensa

El abogado de uno de los condenados como cooperador necesario, Fernando Cumbres, ha señalado tras conocer el fallo que van a recurrir la sentencia al considerar que «son inocentes» y tilda las penas impuestas como «desproporcionadas». En este sentido, recuerda que los jóvenes siempre han defendido que el acto sexual fue «consentido».

Además, considera importante que los acusados han sido condenados por uno solo de los tres delitos que pedía la Fiscalía al comienzo del juicio. Para este letrado, la víctima «no tiene veracidad, no tiene credibilidad» y considera como atenuante no aplicado a los condenados el hecho de que estuvieran bajo los efectos del alcohol.

«Al igual que se reconoce que la víctima estaba borracha, ellos también lo estaban y así se ha acreditado con el vídeo que se visualizó en el juicio en el que todos iban bajo los efectos del alcohol», ha dicho.

El juicio se celebró en la Audiencia pacense de Badajoz en varias sesiones,. La última fue el pasado 4 de noviembre, momento en el que la Fiscalía rebajó en las conclusiones finales la pena inicialmente solicitada (40 años) a 20 años, al reducir los delitos de agresión sexual de tres (delito consumado y agravado de agresión sexual, delito agravado de agresión sexual en grado de tentativa y delito leve de lesiones) a uno.

Un «juicio mediático»

La víctima, que en principio no iba a ser citada para evitar la «revictimación», finalmente lo hizo y declaró durante el juicio por videoconferencia, aunque hubo problemas de conexión durante dicho testimonio.

Las defensas también hicieron mención durante el juicio a la preexistencia de un «juicio mediático» por la trascendencia del caso en Badajoz, calificada también como manada la actuación de los tres jóvenes, pero la propia sentencia subraya que dichas defensas «ni han recusado a los magistrados que conforman la Sala que firman la sentencia ni han sugerido nuestra abstención».

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.