La policía alerta de acciones violentas contra la familia del niño de Canet que pide ser educado en español

Los radicales separatistas han iniciado ya su campaña de acoso y derribo contra el niño de 5 años de Canet de Mar (Barcelona) y su familia que ha pedido ser educado en castellano. Manifestaciones ante el colegio, mensajes ofensivos en redes y todo un largo listado de actos contra los derechos más fundamentales del niño. Pero la ha trasladado un mensaje adicional de a las autoridades catalanas: los radicales preparan ya acciones violentas contra la familia del niño para forzar que tengan que renunciar a su reivindicación. Acciones para forzar la marginación y el miedo de su familia y del propio menor.

El primer toque de atención no ha tardado en llegar. Una manifestación anunciada para este mismo viernes 10 de diciembre, a las 16:30 horas. Pero no será la única actuación que desarrollen los violentos para atemorizar a la familia por su decisión de querer educar a su hijo en castellano.

Fuentes policiales han confirmado a OKDIARIO que han alertado a las autoridades catalanas del riesgo de que esa manifestación derive en actos de coacción ante el domicilio familiar del niño de cinco años.

Es más, esas mismas fuentes policiales admiten que la advertencia incluye igualmente la sobre la posibilidad de que no sólo se desarrollen esas acciones de coacción y amedrentamiento al niño y la familia durante el día de la manifestación, sino que se extenderán a lo largo del tiempo “como aviso a navegantes, para que nadie se atreva a pelear este tipo de asuntos”,  añade una fuente de los Mossos.

Los Mossos, de hecho, han captado toda una batería de mensajes en los chats de coordinación de los independentistas más violentos pidiendo desde un “apartheid”, hasta medidas de coacción y acoso social a los familiares del menor. Por todo ello, la ha alertado de la situación del menor y la familia. Porque, de no prepararse un dispositivo de protección preventivo, todos ellos pueden sufrir un caso claro de acoso.

La Generalitat espolea las protestas

Pero lo cierto es que la Generalitat no parece estar por la labor de proteger a la familia y al niño. De hecho, no se ha hecho nada por frenar la manifestación de este viernes, convocada a la misma hora a la que los menores salen de clase en esa escuela Turó del Drac de Canet de Mar (Barcelona), donde el niño de 5 años y su familia han empezado ya a sentir la separatista en grado máximo.

Todo ello se ha originado por el simple hecho de que un menor y su familia han solicitado a la Justicia clases en español. Hace unos días, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) atendió la petición de esta familia y decretó medidas cautelares que obligan al centro -a partir de este jueves- a impartir en castellano el 25% de las clases del grupo de este alumno.

La decisión no era especialmente novedosa: confirmaba sin más los pronunciamientos del Tribunal Supremo, que recientemente ha rechazado ya el recurso de la Generalitat contra la enseñanza en castellano, consagrando así el derecho de los padres a que sus hijos sean educados en la lengua oficial.

La Generalitat está al corriente de la manifestación de este viernes y del resto de alertas de los Mosso. Pero, por el momento, ya ha filtrado que no pondrá impedimento alguno. Y ello pese a que la familia ha implorado protección a la Justicia.

El Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC) es quien ha convocado la concentración bajo el lema «desobedezcamos» (desobeim). Según su comunicado, el SEPC advierte que «sin catalán no hay escuela».
Ahora, la Generalitat tiene conocimiento, igualmente, de los planes de acciones violentas de la kale borroka contra la familia del niño.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.