Tres jóvenes que entraron como menas en España, detenidos un mes después de asaltar a un hombre

El pasado 10 de octubre un vecino de Vitoria era engañado por un trío de jóvenes que se prestaban a echarle una mano para entrar en el portal de su casa con su bicicleta.

Se trata de un grupo de delincuentes que asaltaron violentamente a este hombre, pero que, pese a su juventud, uno de ellos acaba de cumplir los 18, todos fueron menas y ya son viejos conocidos de la Policía. Han sido detenidos y alguno de ellos ha sido por fin enviado a prisión por reincidente.

Sábado de madrugada. Vitoria. Calle Hortaleza. A la una y media un vecino regresa a su domicilio y la cámara de seguridad de su portal graba una escena inquietante. El vecino está fuera, al otro lado de la primera de las dos puertas de acceso a su edificio. No está solo, se ve en segundo plano a otra persona que sujeta una bicicleta. Lo que las imágenes indican es que el vecino está siendo ayudado por esa segunda persona a meter la bici en el portal.

Por eso, cuando entra, se queda sujetando la puerta para que el aparente buen samaritano entre detrás de él en el portal con la bicicleta. Su primera intención, la del vecino, es echar mano de su bici con una mano mientras sujeta la segunda puerta con la otra. Parece que no termina de fiarse de quien le presta y hace bien, porque antes de que pueda cerrar la puerta un segundo varón, joven como el primero, entra en escena colándose en el portal con el que sujeta la bici.

Al vecino le cuesta mantenerse en pie, desconocemos si le ocurre por el consumo de alcohol de un sábado por la noche, y eso lo coloca en un evidente estado de inferioridad tanto numérica como de facultades. A estas alturas ya son tres los varones que han entrado en escena. Dos dentro del portal. Un tercero espera vigilante en la puerta. Los chicos siguen tratando de ganarse la confianza del vecino y le ayudan a colocar la bici apoyada en una pared y ahí es cuando se acaban los disimulos.

Una navaja

Uno de los chicos sujeta por la muñeca al vecino con una mano y con la otra saca una navaja del bolsillo con la que lo amenaza. El vecino reacciona como si con él no fuera la cosa y se marcha despacio con paso torpe hacia los ascensores. El segundo varón que había entrado no se lo piensa dos veces, salta sobre su espalda y le rodea el cuello con su antebrazo practicando la llave del mataleón, hasta que consigue tirarlo de espaldas contra el suelo. Es entonces cuando el vigía también entra en el portal y los tres se abalanzan sobre el hombre para inmovilizarlo.

Atrapado y desplumado

Durante 30 segundos puede apreciarse cómo uno de ellos le tiene atrapado por la cabeza mientras los otros dos le vacían los bolsillos. Uno de ellos se entretiene un poco más desabrochándole el reloj de la muñeca. Cuando lo han desplumado se marchan, pero el último en abandonar el portal protagoniza una última y llamativa escena. La víctima del asalto había llegado en bici a su casa y el tercer asaltante se da cuenta de que puede ser parte del botín. Sale huyendo del portal, vuelve sobre sus pasos para coger la bicicleta, pero teme que el vecino se levante, así que amaga con volver a irse. Pero se da cuenta de que a ese hombre le va a costar mucho levantarse, así que mucho más tranquilo, regresa y, ahora sí, se lleva la bici. Los tres ex menas se esfuman.

Un mes después la Ertzaina ha logrado detener a los autores del robo que, además, son protagonistas de otros asaltos en Vitoria. OKDIARIO ha tenido acceso a la ficha policial de uno de ellos. Se llama Karim y fue uno de los menas que llegan de manera ilegal a España, nació en Marruecos y cumplió 18 este mismo año. Con menos de un año de antecedentes policiales ya los acumula por robos con violencia e intimidación además de extorsión. Las fuentes consultadas por este diario afirman que no se han presentado a ni uno sólo de los juicios aparejados a estos delitos. Alguno de ellos ya está preso por este último asalto y la acumulación de delitos, pero fuentes policiales no dudan de que volverán a tener que detenerlos antes o después.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.