Tras quince años al frente del gigante del sector textil, Pablo Isla ha conseguido que se le recuerde por su discreción y sencillez como presidente de Inditex, al igual que por sus innumerables éxitos. El directivo madrileño ha tenido que enfrentarse a grandes retos que van desde superar una crisis a una o desde la optimización de la red de tiendas a la apuesta por el canal online. Retos de los que la compañía que fundó Amancio Ortega ha salido reforzada. Ahora será la hija del empresario gallego Marta Ortega quien presida el grupo de moda a partir del 1 de abril de 2022.

Isla, nombrado por Forbes mejor CEO de la década y mejor director ejecutivo del mundo por Harvard Business Review dos años consecutivos, deja Inditex con más de 6.000 tiendas, presentes en 96 mercados, y una facturación de 20.000 millones de euros, impulsada por las ventas «online» y la política de ahorro de costes -que ha permitido a la compañía capear los efectos derivados de la pese a las como el cierre de instalaciones o la reducción de horarios-.

Además, la compañía ha logrado este año alcanzar una capitalización bursátil de 100.000 millones de euros, tras multiplicar por siete su valor en Bolsa desde que llegó a la empresa.

El hombre detrás de la revolución de Inditex, que ha convertido al gigante textil en un referente en el mundo de la moda a nivel mundial, ha apostado por la diversificación del negocio. ya vende desde carritos de la compra a ropa para perros. Además, desde que Isla llego a la Presidencia se han abierto tres nuevas líneas de negocio.

Inditex registró un beneficio neto de 1.272 millones de euros durante el primer semestre de su ejercicio fiscal 2021-2022 (entre el 1 de febrero y el 31 de julio), frente a unas pérdidas de 195 millones en 2020. Las ventas del grupo en el primer semestre ascendieron a 11.936 millones de euros, un 49% más respecto al mismo periodo de 2020, y un 53% a tipo de cambio constante. Estas cifras suponen que las ventas, el beneficio y la generación de caja del segundo trimestre -entre mayo y julio- son las más altas de la compañía en este periodo, alcanzando máximo histórico gracias a la labor de Isla en el gigante textil con sede en Arteixo.

Así, las ventas a tipo de cambio constante del segundo trimestre estanco fueron acelerándose hasta superar en un 7% la referencia previa histórica del segundo trimestre de 2019 y llegar a los 6.993 millones de euros. En la misma línea, el beneficio del segundo trimestre estanco en 2021 alcanza los 850 millones de euros y supera el listón previo de 2019. Al cierre del semestre, el grupo contaba con 6.654 tiendas, tras la apertura de 92 nuevas tiendas en 27 mercados de todo el mundo.

Principales retos

Cuando Isla se mudó a Arteixo eran muchos los retos a los que tenía que hacer enfrente y que, a día de hoy, podemos decir que los ha cumplido con creces. Inditex apostaba por un aumento de los establecimientos hasta los 4.000 y en la actualidad cuenta con 6.000 tiendas repartidas por todo el mundo. También buscaba expandirse por Asia y Estados Unidos, países que ya ha conquistado. Por lo tanto podríamos decir que Isla ha cumplido los principales objetivo de la firma que fundó Amancio Ortega.

Ahora, abandona la firma textil a la que llegó en 2005 como consejero delegado y en la que ha ocupado la presidencia desde 2011.

Pablo Isla es licenciado en derecho por la Universidad Complutense de Madrid y abogado del Estado, quedando primero de su promoción en la oposición. Su primer destino conocido fueron los servicios jurídicos del Ministerio de Transportes, y Comunicaciones entre 1989 y 1991. A principios de la década de los 90 se incorporó a la Dirección General del Servicio Jurídico del Estado y fue delegado español ante la Comisión de las Naciones Unidas para la Unificación del Derecho Mercantil Internacional.

Su siguiente paso en el mundo laboral fue en el sector privado como presidente del Consejo de Administración y copresidente de Altadis, sociedad resultante de la fusión entre Tabacalera y Seita, en sustitución de César Alierta. El nombre de Pablo Isla ya resonaba en los mercados cuando en 2005 un cazatalentos le incluyó en un grupo de candidatos para convertirse en el primer ejecutivo de Inditex. Fue el propio fundador de Zara, Amancio Ortega, quien apostó por Isla, hasta el día de hoy.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.