Alemania echa el freno al Nord Stream 2: ¿por qué es tan importante este gasoducto en la crisis sobre Ucrania?

La Unión Europea ya ha activado su maquinaria contra y lo hace con sanciones que afectarán, sobre todo, a las partes implicadas en el reconocimiento de la independencia del Donbás. Además, ha cambiado hacia una postura mucho más dura frente a tras la firma por parte del Kremlin de la independencia de los territorios del Donbás. El canciller Olaf Scholz ha echado este martes el freno al gasoducto Nord Stream 2, que se ha convertido en un elemento clave en la crisis sobre Ucrania. ¿Qué es y por qué es tan importante? Es el gasoducto que tiene -o tenía- previsto con y Europa Central y del Este por el Mar Báltico a lo largo de unos 1.200 kilómetros y, lo que es más importante dada la situación actual, ‘saltándose’ a Ucrania. En teoría se gana rapidez y efectividad.

El elemento energético no solo es fundamental en el sentido estricto de que los europeos -sobre todo en el norte de la UE- puedan encender la calefacción, sino también como instrumento de coacción. Por ejemplo, si los 27 acuerdan imponer duras sanciones al régimen ruso, Putin podría cerrar el grifo del gas y eso sería un problema: más del 40% del gas natural que importa regularmente proviene de a través de la intrincada red de gasoductos y conectores.

En todo caso, el Nord Stream 2 sigue parado y se ha convertido en un elemento clave en la lucha geoestratégica entre y Estados Unidos. Biden dejó claro que si Putin ejecuta una invasión de Ucrania «no habrá más Nord Stream 2», porque Moscú también tiene bastante que perder si el proyecto sigue sin ponerse en marcha. El gas que no exporta, no lo cobra. Y la economía rusa no está para tirar cohetes. Alemania, dada la situación, se encuentra en una encrucijada y ya ha sido duramente criticada por su tibieza, tanto que el Gobierno ucraniano la ha acusado de ser «un estorbo» a la hora de tratar de resolver la crisis.

Scholz, en cambio, avisa de que Rusia «pagará un alto precio» si invade Ucrania. «Estamos en una situación muy complicada. Si hay una amenaza militar a Ucrania, no podemos quedarnos callados. Hay tropas en la frontera ucraniana y ello supone una grave amenaza para la seguridad europea y por eso es importante actuar juntos y hacer juntos lo que sea necesario», expresó en su momento el canciller. Hasta ahora ha evitado mencionar el papel del gasoducto, pero ha terminado por dar un paso muy relevante a nivel político: «No se dan las condiciones» para seguir adelante con el proyecto, avisó.

Parecía que con la salida de Merkel buscaría dar menos prioridad a la parte económica y más a la estratégica. La decisión de Scholz va de hecho en esa dirección. La entrada de los Verdes en el Gobierno es relevante para cambiar las tornas, porque el partido es muy crítico con la deriva de . También el SPD, que lidera el Ejecutivo, ha hecho gala de una posición más dura con el Kremlin, pero parece que la crisis ucraniana ha pillado al nuevo equipo todavía posicionándose y Scholz ve cómo Macron le adelanta por la izquierda en términos de liderazgo. El componente político, por tanto, se tornará decisivo. El Nord Stream 2 seguirá parado y Alemania se mantiene inmersa en las dudas. ¿Le saldrá bien la jugada?

Las sanciones ya están preparadas

La Unión Europea sancionará a bancos, dirigentes políticos, mandos militares y miembros de la Duma en respuesta al reconocimiento ruso de la independencia de las provincias rebeldes de Donetsk y Lugansk. Los afectados serán en torno a 400. En una declaración conjunta, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, han confirmado que el paquete de sanciones que tiene sobre la mesa los ministros de Exteriores del bloque incluye medidas contra los responsables políticos de la maniobra «ilegal», pero también contra entidades bancarias que financian al Ejército ruso.

«Afectará a la capacidad del Estado ruso de acceder al mercado de capitales de la UE y limitará la financiación de políticas agresivas y el comercio con la Unión de las dos regiones separatistas», ha señalado el comunicado. Dan a entender, eso sí, que estas medidas todavía no son parte del paquete pactado con el resto de socios occidentales y que agruparía una serie de sanciones «sin precedentes».

«La UE no dudará en tomar más medidas y está preparada para adoptar sanciones adicionales según evolucionen los acontecimientos», han indicado Von der Leyen y Michel en un comunicado en el que insisten en que el paso dado por el presidente ruso, Vladimir Putin, de reconocer la independencia de los territorios separatistas y enviar tropas rusas a la zona es «ilegal e inaceptable»,

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.