ha denunciado la farsa electoral perpetrada por el narcodictador Nicolás Maduro este fin de semana en Venezuela, calificando los comicios locales de «defectuosos». Según un comunicado del secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, Maduro «sesgó burdamente el proceso para determinar el resultado mucho antes de que se emitiera ninguna papeleta», al tiempo que ha trasladado su apoyo a «la oposición que lidera Guaidó».

Según deja claro el máximo responsable de la diplomacia estadounidense, Maduro «ha vuelto a privar a los venezolanos de su derecho a participar en un proceso electoral libre y justo durante las elecciones regionales y locales» de este domingo.

«Temeroso de la voz y el voto de los venezolanos, el régimen ha sesgado burdamente el proceso para determinar el resultado de estas elecciones mucho antes de que se emitiera ninguna papeleta», que se suman a «las detenciones arbitrarias y el acoso a los actores políticos y de la sociedad civil, la criminalización de las actividades de los partidos de la oposición, las prohibiciones a los candidatos de todo el espectro político».

Blinken ha seguido enumerando las que ha considerado faltas de la Administración venezolana, como «la manipulación de las listas de votantes, la persistente censura de los medios de comunicación y otras tácticas autoritarias», que no han hecho «sino anular el pluralismo político y garantizar que las elecciones no reflejaran la voluntad del pueblo venezolano».

En este contexto, el jefe de la diplomacia estadounidense ha reiterado el compromiso de Washington con el pueblo de Venezuela, a quien apoya «en su deseo de una restauración pacífica de la democracia a través de elecciones libres y justas, con pleno respeto a las libertades de expresión y de reunión pacífica».

Por otra parte, ha aprovechado la ocasión para elogiar «a los partidos políticos y a los candidatos, así como a los votantes que decidieron participar en este proceso, a pesar de sus defectos, para preservar y luchar por el tan necesario espacio democrático».

«Pero ese espacio está limitado por los esfuerzos de Maduro para dividir y reprimir a los actores democráticos de Venezuela. Al encarcelar arbitrariamente a más de 250 personas por motivos políticos, al negar a los venezolanos su derecho a expresar libremente sus opiniones y a elegir a sus propios líderes, y al restringir el acceso de los venezolanos a la información veraz, Maduro roba a los venezolanos su oportunidad de forjar su propio futuro».

Blinken ha hecho un llamamiento al Gobierno de Maduro para que cese su represión y permita a los venezolanos vivir en el país «pacífico, estable y democrático que merecen y han buscado durante mucho tiempo».

En este sentido, el secretario de Estado ha trasladado su apoyo a la «oposición democrática liderada por Juan Guaidó», así como a «las negociaciones lideradas por Venezuela para restaurar la democracia que los venezolanos merecen y para aliviar el sufrimiento que les han provocado Maduro y sus facilitadores».

«Seguiremos trabajando con los socios venezolanos e internacionales utilizando todas las herramientas diplomáticas y económicas disponibles para presionar por la liberación de todos los detenidos injustamente por razones políticas, la independencia de los partidos políticos, el respeto a la libertad de expresión y otros Derechos Humanos universales, y el fin de los abusos contra los Derechos Humanos», ha prometido Blinken.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.