El Ejército ucranio cree que la retirada de tropas rusas solo pretende engañar

Camila se abraza a su padre. Le premia con besos, caricias, sonrisas… Anton se pasa a la niña de los hombros a los brazos. La alza por los aires buscando entretenerla mientras le devuelve tanto cariño. Ambos juguetean mientras Elisabeth, la madre, hace cola ante la ventanilla número uno de venta de billetes de la estación de trenes de Kiev. Anton, de 30 años y con el rifle colgando por su espalda, está a punto de despedirse de su mujer y su hija. Ellas se van a Polonia. Él se queda en el frente de Irpin, una de las zonas clave desde donde se ha evitado la toma de Kiev.

La capital de Ucrania trata de adaptarse a una nueva realidad superadas las primeras semanas de  en las que los carros de combate rusos no han logrado tomar el centro de la ciudad y derribar el Gobierno del presidente Volodímir Zelenski. La urbe y sus habitantes (la mitad aproximadamente de los tres millones se han ido ya) no logran vivir ajenos a la guerra. Pero tampoco paralizados como muchos se quedaron los primeros días de la del país por tropas rusas el 24 de febrero. Por eso, de una u otra manera, la existencia de todos ellos pasa por vivir bajo la amenaza permanente de un ataque. No hay para los kievitas de a pie buenas intenciones de Moscú en las negociaciones que se llevan a cabo en entre ambos gobiernos. El anuncio del de que va a reducir el hostigamiento a y Chernihiv, una ciudad muy castigada, no es recibido con optimismo.

La vida ha de seguir mientras tanto su curso. Una de las últimas decisiones la tomó el lunes el alcalde, Vitali Klistchko, que anunció que los alumnos retomaban las clases de manera telemática. Muchos lo han hecho lejos de sus colegios, de su ciudad y hasta de su país. Ya antes algunas universidades, aprovechando la experiencia ganada durante la pandemia, habían decidido la vuelta .

Por Luis de Vega desde Kiev.

Lea aquí el reportaje completo

FOTO: Anton se despide en la estación de trenes de de su hija Camila, que se va junto a su madre a mientras él se queda en el frente / Luis de Vega

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.