Muere la mujer embarazada que fue fotografiada sacada en camilla tras el ataque al hospital de Mariúpol

La mujer embarazada que fue fotografiada sacada en camilla tras el ataque de Rusia al hospital materno-infantil en Mariúpol ha fallecido, según ha informado este lunes la agencia  Associated Press (AP). Su imagen herida, siendo llevada por voluntarios entre escombros, dio la vuelta al mundo tras el bombardeo al centro sanitario hace cinco días.

La mujer fue trasladada a un hospital aún más cerca del frente. De acuerdo al relato de los médicos citados por AP, los sanitarios trataron de salvar la vida al bebé, que nació sin signos vitales tras una cesárea. Tras 30 minutos de intento de reanimación, la mujer, que tenía la cadera desprendida y la pelvis aplastada, también murió.

En el caos posterior al ataque, los médicos no tuvieron tiempo de registrar el nombre de la mujer antes de que su marido y su padre acudieran a recoger el cuerpo. «Al menos alguien acudió a buscarla», indicaron los sanitarios, que destacaron que no acabó en una de las fosas comunes que se está cavando para muchos de los muertos en Mariúpol.

Los reporteros de AP documentaron el momento en el que la mujer era sacada del edificio bombardeado. Advertimos de la dureza de las imágenes del siguiente vídeo:

Las autoridades rusas negaron la existencia de civiles en el ataque. El embajador adjunto ruso ante la ONU, Dmitri Polyanskiy, denunciaron como falsas las informaciones publicadas sobre el bombardeo del hospital, que, según Rusia, «había sido desalojado», de modo que en su interior solo se encontraban militares ucranianos de ideología «extremista».

Fuentes de la ONU confirmaron a EFE que el hospital materno-infantil estaba en funcionamiento en el momento del ataque y que en él se encontraban mujeres y niños, según informaron las autoridades locales a la Misión de Vigilancia de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Del mismo modo, periodistas de AP que informaban desde los primeros días de la guerra desde Mariúpol documentaron el ataque y vieron de primera mano las víctimas y los daños. Tomaron videos y fotos de varias mujeres embarazadas y ensangrentadas que huían del ala de maternidad.

Rusia negó que hubiera civiles en el hospital. Fuentes de la ONU confirmaron que el centro sanitario estaba en funcionamiento en el momento del ataque

El fotoperiodista ucraniano Evgeniy Maloletka es el autor de varias instantáneas publicadas por la agencia AP que fueron acusadas de haber sido manipuladas, pero, según demuestran las herramientas de verificación de imagen de EFE, no fueron editadas ni manipuladas para crear un contexto falso. Internautas aseguraron que las fotos muestran a actrices que se hacen pasar por víctimas y algunos comentaron con sorna que «evacuan a una ’embarazada’ a la que por el camino le da tiempo a cambiarse de ropa». Acompañaron este comentario con dos imágenes de la que presentan como una misma mujer con distintos atuendos, pero la descripción de las instantáneas originales no indica que se trate de la misma persona y, de hecho, su aspecto es diferente.

Una de las fotografiadas fue la bloguera ucraniana Mariana Vishegirskaya, de 26 años, cuya imagen abandonando el hospital fue otro símbolo del horror que se vivió con el ataque. Vishegirskaya, que se encontraba en avanzado estado de gestación, dio a luz a una niña la noche del jueves, según informó el embajador de Ucrania en la ONU, Sergiy Kyslytsya. La bebé fue bautizada como Veronika y se encuentra en buen estado de salud.

Ucrania denuncia el bloque a la humanitaria

Este lunes, el ucraniano, Volodimir Zelenski, ha denunciado que la asistencia humanitaria que el Gobierno de Ucrania trata de hacer llegar a Mariúpol permanece bloqueada. Mariúpol, una de unos 500.000 habitantes, en el sureste de Ucrania y a orillas del mar de Azov, sufre la crisis humanitaria más grave desde que estalló la invasión del país por el Ejército ruso el pasado 24 de febrero.

Mariúpol ya no dispone de servicios básicos como gas, electricidad o calefacción y escasean el agua, los y las medicinas, según las autoridades locales

La urbe ya no dispone de servicios básicos como gas, electricidad o calefacción y escasean el agua, los y las medicinas, según las autoridades locales y como también han denunciado organizaciones como Médicos Sin Fronteras. En un video del que informa este lunes la agencia Interfax-Ukraine, Zelenski señala que los intentos de entregar humanitaria a Mariupol continuarán hasta que «podamos asistir a nuestra gente».

«Desafortunadamente, el corredor humanitario en Mariupol fue bloqueado. Nuevamente. Hicimos todo lo necesario. Hicimos un alto el fuego. Las tropas rusas interrumpieron el movimiento de carga y autobuses. Pero lo intentaremos de nuevo. Hasta que podamos ayudar a nuestra gente», agregó el ucraniano.

Las autoridades de Rusia y Ucrania han celebrado hasta tres rondas de negociaciones directas en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, en las que acordaron la apertura de varios corredores humanitarios que no han funcionado del todo. Ambos bandos se han acusado mutuamente de interrumpir estos corredores por los que tratan de evacuar a ciudadanos a zonas seguras y trasladar medicinas, agua y a las poblaciones más afectadas por los bombardeos rusos.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.