El Constitucional alemán rechaza las denuncias contra las de la

El Tribunal Constitucional alemán ha avalado la legalidad de las que el de Angela Merkel puso en marcha el invierno pasado, coincidiendo con la tercera ola, conocidas como freno de emergencia. Varios colectivos las habían denunciado alegando que no eran constitucionales.

El tribunal considera que tanto el cierre de colegios como la limitación de contactos tenían como objetivo proteger la y la vida de los y ponía por delante el bien común de la sociedad. También confirma que afectaron a varios derechos fundamentales, pero concluye que fueron proporcionadas. Medidas como el cierre de las escuelas se aplicaron durante dos meses, lo que para el tribunal indica que no se prolongaron más de lo necesario.

Una segunda sentencia se pronunciará también sobre el cierre de la restauración y el comercio minorista no esencial. El freno de emergencia consistía en que, a partir de una determinada incidencia, se adoptaban distintas medidas para evitar contactos en todo el territorio federal. Normalmente son los Estados federados los que tienen las competencias en pública. La decisión del tribunal se produce horas antes de que el se reúna con los líderes regionales para pactar una estrategia común ante la cuarta ola de la pandemia. Varias voces, entre ellas la del presidente de Baviera, Markus Söder, piden un nuevo freno de emergencia. La reunión estaba prevista para el 9 de diciembre, pero ayer fue adelantada ante la preocupante evolución de la pandemia.

El ministro de la Cancillería en funciones, Helge Braun, ha dicho que es necesario aprobar de nuevo este sistema. “Hemos llegado a la situación que habíamos querido evitar: el sistema de está saturado en algunas regiones”, señaló en una entrevista.

Informa Elena Sevillano.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.