Rusia acusa a Ucrania de atacar e incendiar un almacén de combustible en su territorio

se niega a pagar el gas en rublos y sigue negociando con Rusia

no pagará sus de gas a Rusia en rublos, ha explicado este viernes el primer ministro japonés, Fumio Kishida, tras vencer el ultimátum del país para los países «inamistosos» (como denomina el régimen de Vladímir Putin a aquellos que le han impuesto sanciones económicas) le paguen en divisa local o se enfrenten a la suspensión de contratos. «Tal y como se acordó en la reunión extraordinaria de los ministros de Energía del G7, nos negamos», ha señalado Kishida este viernes al ser preguntado sobre el pago en rublos demandado por en una sesión parlamentaria.

El jefe del Ejecutivo japonés, que no ha ofrecido ninguna información sobre el estado de sus contratos energéticos con la Federación de Rusia, ha apuntado a que las negociaciones al respecto siguen abiertas y señaló que adoptará «las medidas adecuadas», sin dar más detalles.

El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó en la víspera que suspendería los contratos de suministro de gas de los países que incluye en su lista de «naciones inamistosas», entre las que está Japón, en caso de que no paguen a partir de este viernes el combustible en rublos y no abran una cuenta en la moneda nacional rusa en Gazprombank, una filial del gigante de la energía Gazprom.

Japón, que ha venido imponiendo sanciones a Rusia tras su invasión a Ucrania, se ha mostrado reticente a tomar medidas en el plano energético por su alta dependencia del exterior y continuaba importando gas natural licuado desde Rusia, que le aporta aproximadamente un 8,8% de este combustible, según datos oficiales.

Sus importaciones de ruso sí van a verse alteradas, después de que las dos principales refinerías del país, Idemitsu y Eneos, dijeran que dejarían de importar crudo una vez vencieran sus contratos. Solo el 4,3 % de estas importaciones niponas proceden de Rusia, pues la mayoría las compra de Oriente Medio.»Al ver la situación en Ucrania no actuar como antes, es difícil continuar con actividades que contribuyen a la rusa», ha dicho Kishida sobre la cooperación con Moscú.

Más del 40% de las empresas japonesas en Rusia han suspendido sus operaciones a raíz de la invasión, según una encuesta de la Organización Japonesa de Comercio Exterior (JETRO), publicada en la víspera y respondida por cerca de un centenar.

Kishida ha explicado que el presupuesto extraordinario que su está debatiendo incluye posibles medidas para empresas con proyectos en Rusia de los que podrían retirarse, y que tomarán una decisión siguiendo la evolución de la situación en Ucrania.

El primer ministro japonés habló así tras salir a relucir los consorcios de explotación de y gas natural Sajalín 1 y 2 en Rusia, con importante participación japonesa, y que Tokio se viene negando a bloquear por su «importancia para la seguridad energética y el suministro estable a largo plazo» para Japón. (EFE)

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.