Ucrania insiste que la situación en Chernóbil es «muy peligrosa» y supone «una amenaza» para Europa y Rusia

Las autoridades de han insistido este jueves de que la situación en la central nuclear de Chernóbil, tomada por las fuerzas rusas y desconectada de la red eléctrica, «es muy peligrosa» y ha afirmado que supone «una amenaza para toda Europa y para la propia Rusia».

«Debido a las acciones de los ocupantes, el suministro estable de energía a las instalaciones ha sido suspendido, si bien no puede quedarse sin electricidad«, ha argumentado el asesor de la Presidencia ucraniana, Mijailo Podoliak, según ha informado el portal ucraniano de noticias Ukrinform.

Podoliak ha subrayado que Rusia inició una de conquista similar a las de la Edad Media y ha argumentado que en este contexto no hay lugar para las infraestructuras modernas. «Estos lugares no están claros para ellos y pueden ser usados como cosas para un chantaje«, ha dicho.

Se desconoce lo que está pasando en las instalaciones

Así, ha recordado que la central de no está transmitiendo datos al Organismo para la Energía Atómica (OIEA), por lo que no se sabe qué pasa en las instalaciones, y ha reclamado a la comunidad internacional «mucha más presión» para «expulsar de a los ocupantes».

Las palabras del asesor del presidente, Volodimir Zelenski, han llegado un día después de que la empresa energética ucraniana Ukrenergo confirmara que la central había quedado «totalmente desconectada» de la red eléctrica por las «acciones militares de los ocupantes rusos«.

Tras ello, el ministro de Exteriores ucraniano, Dimitro Kuleba, pidió a la comunidad internacional «que reclame inmediatamente a Rusia un alto el fuego y permita a las unidades de reparación restaurar el suministro eléctrico«, antes de incidir en que «los generadores con diésel de reserva tienen una capacidad de 48 horas para dar suministro a la central».

El OIEA señaló que lo sucedido «viola un pilar clave de seguridad para garantizar el suministro ininterrumpido de electricidad», si bien apuntó que «no ve un impacto crítico sobre la seguridad» y explicó que «la carga caliente del combustible gastado almacenado en la piscina y el volumen de agua para enfriamiento en la central nuclear de es suficiente para la retirada de calor sin la necesidad de suministro eléctrico».

Por su parte, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, manifestó que la situación «está siendo ejercida de forma conjunta por tropas rusas, especialistas ucranianos, el personal civil de la planta y la Guardia Nacional de ese país», según ha recogido la agencia rusa de noticias TASS.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.