Zelenski llama a la resistencia mientras el ataque de Rusia se recrudece

Un ataque de las tropas rusas junto al hospital de Vuhledar, en el Donbás, ha causado cuatro muertos. Las habitaciones del centro hospitalario están llenas de cascotes. Las camas, algunas perfectamente hechas, con sus colchas rosadas, y otras deshechas, como cuando alguien se levanta con mucha prisa, permanecen cubiertas de cristales, yesos y polvo. “¿Ves?”, dice Nadia, sanitaria de 38 años, “esto es lo que pasa en la guerra, que al final las personas no importan”. El jueves, no mucho después de que el ruso, Vladímir Putin, anunciase una “operación militar en el Donbás”, un ataque de artillería impactó contra la carretera de entrada a este centro sanitario de la región de Donetsk, a unos 60 kilómetros de la zona controlada por los separatistas prorrusos y por el Kremlin. Los proyectiles alcanzaron a una profesora de 50 años, que caminaba hacia el hospital, y a dos coches. Sus ocupantes, cuatro, han muerto, según el jefe de la administración regional, Pavel Kirilenko. La fachada del hospital, que da servicio a una zona ya muy dañada por la de casi ocho años entre el ejército ucranio y los secesionistas, está ahora llena de cicatrices.

Dieciséis de los alrededor de 100 pacientes resultaron heridos por las esquirlas de los vidrios de las ventanas y por trozos de pared. El centro, explica la médico Natalia Nikolaevna, tuvo que ser evacuado. “No tiene agua y acabamos de recuperar el suministro eléctrico”, dice. Ahora, el edificio de pasillos amarillentos y suelos de mármol se ha convertido en un refugio improvisado para escapar de los ataques que arrecian en la zona durante la noche. La línea del frente está cerca. Yulia, una enfermera de 28 años —que como la mayoría de gente desde que empezó la crisis prefiere no decir su apellido—, no sabe qué pensar. “Todavía estoy en shock, pero la verdad, lo que tenga que ser será”, dice, sobre el avance de las tropas enviadas por y que están avanzando casi sin tregua en puntos estratégicos del país. Informa María Sahuquillo.

Lea aquí su crónica completa

FOTO: Una sanitaria en el hospital de Vuhledar, dañado en un ataque de artillería el jueves, en el que murieron cuatro personas. / M. SAHUQUILLO

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.