La Janssons frestelse, “la tentación de Janssons”, es un plato tradicional de la sueca que se ha difundido en el resto del mundo, o al menos en lugares donde se consiga ansjovis, pescado enlatado escandinavo, generalmente de la especie Sprattus sprattus (espadín). Este pez es fileteado y aderezado con azúcar, sal y diversas especias, como la canela, y se guarda de mes a mes y medio antes de ser enlatado. Los escandinavos lo consumen como aperitivo, o acompañado con patatas, o con alcaparras como guarnición de chuletas, aunque es especialmente conocido por su participación en la Janssons frestelse, un gratinado que además de este pescado lleva patatas y cebollas.

En Finlandia, donde también es un plato popular, recibe el nombre de Jansson Inkiusaus, pero se trataría de una más bien sueca y aparentemente asociada al de ese país. Existen al menos dos versiones sobre el origen del nombre: por un lado, lo asocian con el cantante de del siglo XIX, Pelle Janzon, que también era conocido por su gusto por la buena comida; la otra es más reciente y la autoría del nombre se atribuye a Gunnar Stigmark, que habría publicado la de su madre, bautizándola con el nombre de un film sueco de 1929, precisamente titulado Janssons frestelse.

Ingredientes:

  • 8 patatas de tamaño mediano
  • 2 cebollas grandes
  • 3 latas de ansjovis, una conserva de pescado en lata escandinava, que se prepara con pescado espadín
  • 300 ml de de leche
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Pan rallado
  • Pimienta
  • Cómo preparar la Janssons frestelse:

    1. Pelar las patatas, cortarlas en tiras pequeñas y sumergirlas en agua durante unos 10 minutos, para que suelten el almidón.
    2. Cortar las cebollas en anillos finos. Poner la mantequilla en una sartén y una vez derretida añadir las cebollas, y dejarlas hasta que se doren.
    3. Abrir las latas de ansjovis y sacar los filetes. Si se usan anchoas en vez de ansjovis se puede reservar el aceite de oliva.
    4. En una bandeja para hornear previamente engrasada con mantequilla colocar una capa de patatas, luego una capa de cebolla y luego los ansjovis.
    5. Agregar el punto de sal deseado.
    6. Precalentar el horno a 225°C.
    7. Añadir la crema de leche y espolvorear encima el pan rallado mezclado con pimienta.
    8. Hornear a 225° durante 45 minutos, o a 200° durante una hora. Si se va a recalentar conviene agregarle un poco de leche.Pastel de pescado

    Te invitamos a preparar la Janssons frestelse e incursionar así en la sueca, y que no te arredre la falta de ansjovis, que puedes reemplazar por anchoas enlatadas. Puedes acompañarlo con una rebanada de pan sueco debidamente untado con mantequilla y una rebanada de queso.

    Compártelo con tus amigos

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.