Jóvenes, pero también desertores de la noche: «Ya no salgo de fiesta, no merece la pena contagiarme»

Jóvenes, pero también desertores de la noche: "Ya no salgo de fiesta, no merece la pena contagiarme"

Había pasado más de un año del confinamiento, la avanzaba firmemente y había una sensación extendida de optimismo sobre un fin no muy lejano de la pandemia. El verano pasado, Miriam Benavides, de 27 años, volvió a una discoteca por primera vez desde marzo de 2020.

Antes de la pandemia, salir de fiesta a locales de ocio nocturno era una actividad casi rutinaria para ella y su grupo de amigas, un plan recurrente de cada fin de semana. Pero, ese día, no recuperó antiguas sensaciones.

«Recuerdo que éramos las únicas que íbamos con mascarilla y sentí bastante agobio, era como un ambiente al que no estaba acostumbrada», declara Miriam. «Mi experiencia fue durar 15 minutos porque, la verdad, es que no me sentía cómoda».

El miedo al contagio, el estrés por enfrentarse a aglomeraciones tras casi dos años habituados a relacionarse en pequeños grupos o, simplemente, el haber encontrado nuevas alternativas lúdicas fuera de los locales de ocio nocturno son las razones por las que muchos jóvenes han desertado de una actividad que no termina de remontar el vuelo.

«He sentido que, después de salir, me entra mucho remordimiento de conciencia»

Desde el inicio de la pandemia, un 15% de los locales de ocio nocturno han echado el cierre, unos 2.500 según estimaciones de España de Noche, la patronal del sector. La facturación de 2021 no ha alcanzado ni el 40% de la de 2019, el último año antes de la pandemia que obligó a parar completamente al mundo de la noche, al que se señaló como uno de los espacios de mayor riesgo de contagio.

«He sentido que, después de salir, me entra mucho remordimiento de conciencia», declara Miriam, que asegura que solo ha regresado a una discoteca en otra ocasión desde su primera y decepcionante experiencia post-confinamiento. «He tenido mucha culpabilidad al día siguiente, eso me pasaba mucho al principio de la pandemia, a lo mejor me daba cuenta de que no había tomado las precauciones adecuadas y, al día siguiente, lo pasaba muy mal, tenía ansiedad y demás, me sentía realmente mal».

Bares, sí, discotecas, no

Aitana Fernández, de 32 años, también era una asidua a locales de ocio nocturno. Durante el confinamiento, ella y sus amigos trataban de replicar la experiencia -con un éxito limitado- introduciendo en las videollamadas grupales «copazos», música e incluso baile. Sin embargo, desde aquel lejano marzo de 2020, no ha vuelto a pisar una discoteca.

«Es el sitio en el que menos mascarilla se utiliza, en el que menos apetece ponerse la mascarilla y yo también sé que la mascarilla me corta bastante el rollo estando de fiesta», admite Aitana, que asegura que su principal miedo no es contagiarse ella, sino a personas mayores de su entorno familiar. «No me merece la pena contagiarme por una noche de fiesta tal y como está la cosa».

«Yo también sé que la mascarilla me corta bastante el rollo estando de fiesta»

Otros espacios cerrados en los que el uso de la mascarilla también suele brillar por su ausencia, como los bares y restaurantes de asistencia diurna, no se han visto tan afectados como el ocio nocturno durante estos meses, muestra de que el nivel de confianza que generan tanto en usuarios como en instituciones es, por algún motivo, mayor. Durante el pasado verano, el sector hostelero en su conjunto llegó a facturar tan solo un 15% menos que en 2019, según datos de Hostería de España.

«No siento tanta preocupación porque nunca voy a sitios que estén demasiado llenos de gente, voy a restaurantes en los que, más o menos, haya una ventilación y no al típico garito lleno de gente que esté hasta arriba. Siempre que puedo intento estar en terraza y, si no se puede, al menos que haya un poco de separación», declara Aitana. «¿Soy consciente de que también existe un riesgo así? Sí, pero ese es mi límite de normalidad».

Un balance catastrófico para el sector

Para la patronal del sector del ocio nocturno, a pesar de todo, no existe un problema de descenso de la demanda, que consideran anecdótico, y achacan el pobre rendimiento de este año a las y a la inesperada sexta ola de la pandemia.

«El balance en términos de facturación de este año es catastrófico», admite Vicente Pizcueta, portavoz de España de Noche. «Pero el problema ahora mismo del sector del ocio y de los espectáculos está en las y no en un problema de demanda de público porque, cuando se nos ha abierto, ha habido una auténtica euforia colectiva y la gente ha acudido a los locales en masa».

Esa euforia, que se vivió especialmente entre septiembre y noviembre, se ha venido abajo en apenas unas semanas con la irrupción de la sexta ola, protagonizada por la nueva variante ómicron, y esto ha ocurrido en el momento más inoportuno: en plenas fiestas navideñas.

De las seis millones de personas que pasaron la Nochevieja en fiestas y locales de ocio nocturno en 2019, este año, apenas habrán sido millón y medio de españoles los que lo han hecho en las ocho comunidades autónomas que han permitido la apertura, según España de Noche.

«Evidentemente, ahora la ómicron ha despertado una preocupación en la gente, y ese ha sido el problema», declara Pizcueta. «Lógicamente, el estallido de en estos momentos es lo que ha protagonizado el fracaso de las Navidades porque, por un lado, ha habido restricciones, pero, por otro, ha habido preocupación de la gente a la hora de salir y, quieras que no, la gente quiere proteger a los mayores».

Con todo, el sector se muestra optimista de cara al futuro y con vistas a una rápida recuperación a partir de febrero. «Creo que, en términos de imagen, el sector está en el mejor momento que ha vivido nunca», asegura Pizcueta. «El confinamiento nos ha servido para darnos cuenta de la importancia del baile. Nos hemos vuelto un poco como esas culturas primitivas en las que nos hemos dado cuenta de que bailar con amigos y amigas es una de las cosas más gratificantes que se pueden tener».

Los que no volverán

El baile, sin embargo, es un aspecto totalmente prescindible en el ocio de muchos otros jóvenes y el riesgo al contagio y el gasto cada vez mayor que supone ir a un local de ocio nocturno, simplemente, ya no merece la pena.

Víctor Muñoz tiene 25 años y, antes de la pandemia, solía ir cada dos fines de semana a discotecas. Ahora, él y su grupo de amigos han encontrado una alternativa que puede convertirse en definitiva.

«Hemos alquilado un local para juntarnos entre 10 amigos», explica Víctor, que vive con sus padres y prioriza el no poner en riesgo a sus familiares y también ahorrar costes. «Está el Covid, pero también ha influido mucho que han subido los precios de las discotecas. En la mayoría te piden un reservado o más dinero para la entrada y eso también cuesta al bolsillo. Si salir de fiesta es gastarte 50 euros… Pues eso no era lo que estaba previsto».

Víctor Muñoz ha alquilado un local con sus amigos como alternativa a ir a locales de ocio nocturno.
Víctor Muñoz ha alquilado un local con sus amigos como alternativa a ir a locales de ocio nocturno.
Elena Buenavista

«Si salir de fiesta es gastarte 50 euros… Pues eso no era lo que estaba previsto»

Aunque, en general, entre la gente que ha dejado de salir puede tratarse de algo coyuntural e incluso se manifiesta claramente el deseo de volver a disfrutar de una noche de fiesta, en el caso de Víctor y sus amigos, la alternativa del local podría haber llegado para quedarse.

«Fíjate que yo creo que, inconscientemente, la gente se está acostumbrando a salir menos. No sé si será por este tema del Covid, pero, al final, lo que repetimos todos los días es con lo que se queda uno y mucha gente que antes salía un montón ahora ya no sale casi nada”, declara.

— ¿Tú volverás a salir a discotecas?

— “Yo, particularmente… Pues creo que seguiré, seguiré en el local”.

REPORTAJES QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Si quieres contactar con 20minutos o realizar alguna denuncia o alguna corrección sobre algún tema, puedes enviarnos un mail a zona20@20minutos.es. También puedes suscribirte a las newsletters de 20minutos para recibir cada día las noticias más destacadas o la edición impresa.

Allspain.info — últimas noticias en España y todo el mundo. Información de política y economía, cultura y sociedad, tecnología y deportes, reseñas de eventos y incidentes, sucesos y ocio, turismo y viajes. Actualización diaria. ¡Todo es más importante aquí! Sígueme en Facebook.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.