• Batet exige preservar la mayoría independentista y afirma que la mano tendida a Albiach «no está acordada»

  • Fuentes de Junts en el Govern admiten que Aragonès anticipó este martes si decisión, con la que discrepan

  • JxCat cree que solo se debe plantear un plan b si la CUP formaliza la enmienda a la totalidad

Inmediatamente después de que el ‘president’ Pere Aragonès ha ofrecido a los ‘comuns’ negociar los presupuestos, el jefe de filas de Junts per Catalunya (JxCat), Albert Batet, sentado dos filas detrás de Aragonès, se ha revolvido en su escaño del Parlament y le ha hecho un comentario a la portavoz de ERC, Marta Vilalta. Los diputados de Junts no han aplaudido la intervención del ‘president’. Y pocos minutos después, cuando el grupo de Junts ya era un hervidero, Batet ha rechazado públicamente la mano tendida por Aragonès a los ‘comuns’.

Fuentes del Govern han confirmado a EL PERIÓDICO que este martes Aragonès planteó a JxCat abrir la negociación a los comuns, algo con lo que Junts no está de acuerdo -en todo caso, avisan, no debería haberse producido tan pronto – porque prefiere agotar la negociación con la CUP y sólo plantear un plan B si los anticapitalistas formalizan la enmienda a la totalidad.

Batet ha sido claro en su intervención: «Tras las afirmaciones de que se abría a otras mayorías parlamentarias no acordadas, queríamos saber su valoración al respecto de mantener lo que ha hecho posible esta legislatura, que es una fuerza del 52% para avanzar”.

«Nos jugamos la legislatura»

El jefe de filas de Junts en el Parlament ha recordado que fue ERC quien pactó con la CUP la investidura, y que en cambio JxCat pactó con Esquerra. Y ha exigido avanzar en una estrategia compartida de la hoja de ruta independentista pero también para los presupuestos. «Nos jugamos la legislatura del 52%», ha alertado. En este sentido ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de todos los independentistas y en especial del propio Aragonès. «Celebramos que se haya involucrado personalmente» en las negociaciones, ha afirmado Batet, justo antes de afear al ‘president’ que abra la mano a los ‘comuns’.

Aragonès mantiene la mano tendida a los ‘comuns’

Noticias relacionadas

Aragonès, en su respuesta, se ha comprometido a preservar personalmente la mayoría independentista pero no se ha desdicho de la oferta lanzada minutos antes a los ‘comuns’. Es más, ha advertido que puede haber interés en romper la mayoría soberanista actual: «Somos una mayoría plural y diversa, esto obliga a ceder, a plantear nuevos retos, lo sabe la CUP, mi compromiso de trabajar para que podamos tener un buen acuerdo y que sea un acuerdo positivo, no forzado, y por tanto hemos de trabajar con esta opción reforzándolo con propuestas que no excluyan que esta opción pueda tirar adelante. Hay quien quiere que esa diversidad del independentismo fuera utilizada para romperlo«.

Minutos después, además, Aragonès ha marcado muchas distancias (modelos de país distintos) con el PSC ante la oferta de negociación presupuestaria que ha lanzado el jefe de filas socialista, Salvador Illa.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.