La asociación decana de la Guardia Civil rompe relaciones con el Gobierno: «Sánchez no cumple su palabra»

La Asociación Unificada de la (AUGC), la decana de las que tiene el Cuerpo en la actualidad, ha anunciado que rompe «relaciones institucionales» con el de . Y lo hace, explican, hartos de los incumplimientos constantes de las promesas realizadas por el Ministerio del Interior para equiparar sus derechos y condiciones laborales a los de la Policía Nacional. Un malestar que se suma al provocado por la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que les pondrá las cosas más difíciles en las calles.

Según denuncian desde AUGC, «el ministro del Interior continúa sin dar una solución a la discriminación que padecen los Guardias Civiles, motivo por el que AUGC solicitó la dimisión de Grande-Marlaska».

La herida interna se ha ido ahondando con el tiempo y, advierten, «la falta de compromiso y de la puesta en marcha de medidas que pongan fin a este agravio lleva a AUGC a la ruptura de relaciones institucionales con el actual Gobierno». En la práctica eso supone levantarse de la mesa de negociación que asociaciones y plataformas de la mantienen con representantes de Interior.

En esta asociación, hay que recordar, hizo carrera durante 18 años Juan Antonio Delgado Ramos, llegando a ser secretario nacional de comunicación de la misma, hasta que en 2015 entró en la política de la mano de Podemos. Fue entonces conocido como ‘el de Iglesias’ y fue el partido morado el que le enchufó en 2020 como asesor en el Ministerio del Interior. Actualmente es diputado en el Congreso por la formación morada.

Promesas incumplidas

Entre las promesas que se les había planteado desde el Gobierno, y que ahora constatan que se han roto, están las siguientes:

  • Implantación de un sistema de turnos de trabajo, como el existente en el CNP, de forma que anualmente se realice el mismo número de horas reales de servicio en ambos Cuerpos.
  • Aprobación y abono de un plus de turnicidad, por el mismo importe y bajo las mismas condiciones que el que se percibe en Policía Nacional.
  • Aprobación y abono de un plus de territorialidad, por el mismo importe y para las mismas áreas geográficas que el existente en Policía Nacional.
  • Implantación de un plus económico a las unidades de la España Vaciada, que ayude a fomentar la permanencia y paliar los efectos demográficos en estos destinos a los Guardias Civiles.
  • Implantación de un plus económico en provincias como Cádiz, y ser reconocida como una Zona de Especial Singularidad.

Hasta que el Ejecutivo de no aplique estas promesas a la Guardia Civil, las relaciones no se volverán a retomar. Y todo esto ocurre en medio del malestar profundo que ha provocado la reforma que plantea el y Podemos, junto con sus socios de ERC, EH Bildu y PNV, de la de Seguridad Ciudadana. Una nueva normativa que ha puesto en pie de guerra a policías y guardias civiles, sacando a la calle el pasado sábado a 150.000 personas.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.