La diputada de Bildu hace de portavoz de los presos de ETA en el Congreso con el permiso de Batet

Mertxe Aizpurua, diputada de Bildu, ha hecho de portavoz de los presos de ETA este martes en el Congreso de los Diputados y ha reproducido en la tribuna de oradores el contenido del comunicado que emitió la víspera el colectivo de reclusos de la banda, EPPK, sobre su intención de limitar los recibimientos públicos de etarras excarcelados a actos «discretos» en «el ámbito privado».

Ante ello, el portavoz adjunto de Ciudadanos y abogado del Estado en situación de servicios especiales, Edmundo Bal, ha pedido la palabra tras la intervención de Aizpurua y en base al Reglamento del Congreso ha instado a la presidenta de la Cámara, la socialista Meritxell Batet, a que retirara del Diario de Sesiones «las palabras de ETA» por suponer una ofensa a las instituciones del Estado y una humillación a las víctimas.

Una petición que Batet ha ignorado por completo. La presidenta socialista ha puesto cara de póker y ni siquiera ha respondido al diputado Bal, portavoz adjunto de un grupo parlamentario. Su reacción ha sido la del silencio más absoluto, el mismo que le retrata, y acto seguido ha dado la palabra al siguiente orador, en este caso, el diputado del PNV Mikel Legarda.

En su intervención, la diputada batasuna Aizpurua, condenada por enaltecimiento del terrorismo, ha leído íntegros algunos extractos del comunicado de los presos de ETA, haciéndolos suyos, de su grupo parlamentario. Así, por ejemplo, ha leído: «Por medio de este comunicado, EPPK traslada a nuestros familiares, amigos y compañeros, y a la sociedad vasca, que desea que los recibimientos que se nos hacen al salir a la calle se produzcan de modo privado y discreto, siguiendo el camino emprendido en general en estos últimos meses».

«Hay personas que han expresado honestamente que sienten dolor con los ongi etorris públicos. Son personas damnificadas a consecuencia de las acciones de nuestra militancia del pasado y comprendemos que puedan sentirse dolidas», ha proseguido Aizpurua sin condenar la violencia etarra que dejó 859 víctimas mortales.

«Aun aceptando que la persona presa que sale a la calle tras largos años y condiciones durísimas en prisión tiene derecho a recibir el abrazo de sus allegados, estas víctimas han expresado que los actos públicos de recibimiento les provocan dolor», ha añadido la portavoz de Bildu, asumiendo el discurso de ETA contra las instituciones del Estado al hablar de «durísimas condiciones» en prisión, y alimentando el bulo de las torturas. De ahí que Edmundo Bal pidiera a Batet que retirara del Diario de Sesiones tales ataques a las instituciones del Estado.

Pacto con Otegi

Por su parte, Aizpurua ha valorado positivamente el comunicado de los presos de ETA, enmarcado en el pacto soterrado del PSOE de con Bildu para ir liberando reclusos etarras de las cárceles vascas y abonar el terreno de una alianza en el Gobierno vasco con los de Arnaldo Otegi que saque al PNV del Ejecutivo.

Por su parte, el ex lehendakari y diputado del PSOE, Patxi López, ha calificado de «victoria de las víctimas» este comunicado de los presos de ETA sobre los ongi etorri para defender el voto en contra de su partido a una proposición de ley de Ciudadanos que pretende impedir y sancionar estos homenajes por la vía administrativa.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.