La Fiscalía pide una multa para siete procesados por acosar a diputados de Vox en Barcelona

Tribunales

Actualizado Martes,
9
noviembre
2021

10:52

Rocio de Meer e Ignacio Garriga tuvieron que refugiarse en un hotel ante el temor de ser atacados

Garriga en un acto de Vox
Garriga en un acto de ALBERTO DI LOLLI

Durante una visita al barrio del Raval de el 20 de septiembre del año pasado de los diputados de Ignacio Garriga y Rocío de Meer, junto con otros miembros de la formación, fueron perseguidos por un grupo de unas treinta personas, que simpatizan con «plataformas autodenominadas antifascistas, ideológicamente enfrentadas al partido Vox». Así lo considera la Fiscalía que pide multas de 7.200 euros y la prohibición de asistir a actos de Vox durante tres años para siete manifestantes por un delito de coacciones, con la agravante de discriminación por ideología y en concurso con otro leve de maltrato.

La Fiscalía destaca que los acusados, junto al resto de manifestantes, recibieron a la comitiva de Vox, que había acudido al Raval a entrevistarse con los vecinos, con rojas e independentistas y gritos de «fuera fascistas de nuestros barrios». Además, «el desprecio que hacia esa formación política y a sus postulados sienten les llevó a atacar a los diputados y su comitiva» y responsabilizan a los acusados de lanzar petardos, botes de humo, huevos, latas y lejía a la comitiva de Vox, «conscientes de que podían menoscabar su integridad física».

Por eso «consiguieron arrinconar» a los diputados Rocío De Meer e Ignacio Garriga y el resto de la comitiva tuvieron que refugiarse en un hotel de la calle Hospital de Barcelona. Mientras estaban allí, la Fiscalía acusa a los procesados de dar «patadas contra su puerta de acceso», golpear con un palo las dos cámaras de la fachada y lanzar huevos, lejía, piedras y latas además de prender bengalas, petardos y botes de humo. La intervención policial de los Mossos d’Esquadra permitió que la comitiva de pudiera salir sin sufrir lesiones. Además de la el fiscal solicita que los procesados indemnicen con 700 euros a los dos diputados de Vox, así como a otros tres miembros del partido que les acompañaban, por los daños morales causados.

Sin embargo, Vox, que actúa como acusación particular, reclama seis años de para los acusados por los delitos de coacciones, amenazas, contra los derechos fundamentales y daños, con la agravante de discriminación ideológica. Consideran que la comitiva del partido tuvo que refugiarse en el hotel ya que los manifestantes pretendían «lincharlos».

En su escrito, la formación remarca que «los diputados y afiliados de llegaron a temer por su integridad física, pasaron miedo y tuvieron la sensación de que los acusados podían cumplir con las amenazas que proferían, dada la contundencia y la violencia con la que actuaron, y el numeroso grupo de personas que allí se congregaban junto al resto de acusados».

Los procesados denunciaron ayer que los persiguen por combatir «el discurso de odio de la extrema derecha» y añadieron que «nos encontramos ante el último embate del fascismo y de los que lo protegen y promueven con un intento de ahogar económicamente al movimiento antifascista, de criminalizarnos y de encarcelarnos».

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.