Marta Ortega Pérez, hija de Amancio Ortega, será presidenta del grupo Inditex a partir del 1 de abril de 2022, con este nombramiento, Pablo Isla abandona la firma textil a la que llegó en 2005 como consejero delegado y en la que ha ocupado la presidencia desde 2011. En estos 17 años, la gallega ha multiplicado por siete su valor en Bolsa, a pasar de 13.000 a 91.000 millones de euros.

Los expertos de Renta 4 valoran el liderazgo de Isla al frente de la compañía, donde “ha tenido un gran éxito”. En opinión de estos expertos, Isla deja Inditex “bien preparada de cara al futuro, con una estrategia bien definida”, si bien apuntan a antes de la apertura que el relevo podría provocar cierto impacto a la baja de la cotización, tal y como está pasando. Los títulos de la gallega pierden este martes en torno a un 4,5%, descenso que lleva la cotización por debajo de los 28,5 euros.

En el mismo sentido, los expertos de Bankinter destacan que Isla ha liderado con éxito la transformación del grupo “y conseguido una integración de las ventas y físicas sin precedentes en el sector”. Consideran que “a medio plazo, el equipo directivo mantendrá las líneas estratégicas y ejecutivas del grupo, con un modelo de negocio superior con mayores márgenes y capacidad de crecimiento y generación de caja”.

Si a mediados de 2005, momento previo a que Isla fuese nombrado consejero delegado, Inditex valía unos 13.000 millones de euros en Bolsa y antes de la apertura de este lunes la capitalización se situaba en torno a los 91.000, implica una revalorización en el entorno del 600%, es decir, multiplicar por siete el valor en el mercado.

En enero de 2011, cuando Amancio Ortega anunció que Isla sería su sucesor al frente de la compañía, la capitalización de Inditex en Bolsa era de unos 35.400 millones de euros, cerca de un 160% menos de lo que vale ahora.

La firma textil ha llegado a valer 111.000 millones de euros en junio de 2017, cuando rozó los 33 euros por acción. La evolución de las acciones de Inditex ha convertido a Amancio Ortega en la persona más rica de y una de las más ricas del mundo, gracias al 60% que posee del grupo.

La caída de la capitalización de la compañía se relaciona con el estallido de la . En junio de 2020 Inditex registró las primeras pérdidas de su , unas cuentas que recogen lo peor del confinamiento mundial al referirse al periodo entre el 1 de febrero y el 30 de abril y que arrojaron unos números rojos de 175 millones de euros.

En este 2021 el dueño de las marcas Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, y Uterqüe dejó atrás las pérdidas provocadas por el -19 y en su primer trimestre fiscal, registrado entre el 1 de febrero y el 31 de julio, se anotó un beneficio neto de 1.272 millones de euros, marcando un segundo trimestre de récord. Con el tropiezo de este martes, la revalorización bursátil de Inditex se reduce en el año hasta el 9%.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.