Alexander Selkirk, un pirata náufrago, fue quien inspiró uno de los más grandes relatos de la literatura, Robinson Crusoe. Sin embargo, la historia real es incluso más emocionante que la ficción, aunque el carácter de Selkirk era lo opuesto al simpático personaje de Daniel Defoe. El marinero, violento e impredecible, ni siquiera era soportado en un barco pirata. A la primera oportunidad, el capitán lo abandona en una isla desierta, cumpliendo con sus deseos.

El Robinson Crusoe pirata

Alexander Selkirk era marinero escocés y hábil navegante que formaba parte de la tripulación de un barco de corsarios, piratas que trabajaban legalmente para la Corona británica, atracando barcos españoles y puertos costeros de Sudamérica.

Antes de embarcarse en Cinque Ports, el pirata ya había hecho viajes como este. Pero cuando este barco medio destruido y lleno de enfermedades, que languidecía en la costa de Chile ancló al oeste de Valparaíso, Selkirk tomó una decisión que cambiaría su vida.

Exigió que el capitán Thomas Stradling lo dejara en la isla más grande, deseo que Stradling se apresuró a complacer. Selkirk, de 28 años, era un problema a bordo y fue al momento desembarcado. Al notar que ninguno de sus compañeros se unía al motín, Selkirk le pidió perdón a Stradling, pero este no fue concedido.

De esta forma, tuvo que sobrevivir por sus propios medios y permaneció en la isla durante 4 años. Fue rescatado por el navío Duke el viernes 2 de febrero de 1709.

Regresó al Reino Unido, se casó con una viuda y volvió a embarcarse en 1717. Sirvió como teniente en el barco de la Armada Weymouth y murió el 13 de diciembre de 1721, probablemente debido a la fiebre amarilla.Robinson Crusoe

Robinson Crusoe

La vida de Alexander Selkirk

Uno de los relatos más antiguos sobre este personaje, llamado The Life and Adventures of Alexander Selkirk, de John Howell, describe al marino como un niño mimado y descarriado por la indulgencia de su madre, Euphan Mackie. Ella creía que, al ser el séptimo hijo, había sido bendecido, ocultaba sus faltas a su padre y creía que debería cumplir su sueño de hacerse a la mar.

John, su padre, quería que su hijo le ayudara con su negocio de curtiduría y zapatería, pero ante la negativa y las constantes disputas domésticas, amenazó con desheredarlo.

Uno de sus hermanos menores, Andrew, se rió de él cuando tomó un trago de agua salada de una lata, accidentalmente. Alex lo golpeó con un bastón de madera, golpeó también a su padre, a su hermano John y a la esposa de John, Margaret Bell. Luego se hizo a la mar.

Deja tus comentarios sobre la historia del verdadero Robinson Crusoe, o compártela con tus amigos, pinchando en los botones de las redes sociales.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.