La menor de 16 años violada al salir de una discoteca la madrugada del 1 de noviembre en Igualada (Barcelona) ha perdido casi el 90% de la audición de un oído a causa del golpe que le dieron los presuntos agresores en la cabeza. Fuentes cercanas al caso han informado que la joven se ha sometido a varios exámenes para evaluar su capacidad auditiva y que tendrá que llevar audífonos.

Han explicado que la joven sigue ingresada en el Hospital de Sant Joan de Déu de Barcelona donde se va recuperando «progresivamente», y que la investigación de los Mossos d’Esquadra para encontrar a los presuntos agresores sigue bajo secreto de actuaciones.

Fuentes municipales explicaron a Press que el Ayuntamiento de Igualada ha empezado los trámites para instalar a principios de 2022 cámaras de vigilancia en el polígono donde sucedieron los hechos.

El consistorio remarcó que esta medida forma parte de un plan de mejora del polígono que hace tres años que está en marcha y por el que ya se han renovado el asfalto y las aceras de la zona.

Ahora, el Ayuntamiento sólo tiene cámaras en la zona en el complejo deportivo, y para instalar las nuevas contactará con la Local y los Mossos d’Esquadra para estudiar la mejor ubicación en cuanto a seguridad.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.