La pandemia ha sido devastadora para la economía balear y la recuperación tardará en llegar

El Consejo Económico y Social de (CES) ha explicado que la ha tenido efectos «devastadores para la economía de Baleares».

Según la Memoria presentada este jueves, el impacto de la crisis sanitaria propició la caída del sector turístico y el desplome del Producto Interior Bruto en un 23,7%. Así, las fueron la autonomía que sufrió las mayores consecuencias de toda España. Y aunque el instituto ha remarcado que se aprecian síntomas de recuperación, el regreso a la situación prepandémica puede retrasarse.

El informe señala que la facturación del sector turístico retrocedió en 2020 un 81% con respecto a 2019 y dejó un descenso del gasto del 83%.  En este contexto, el presidente del CES, Rafel Ballester, ha recordado que la caída de la riqueza es una constante desde 1985. «Es un síntoma de que el modelo productivo de las podría estar fatigado. Por ello, la salida de la debería aprovecharse como una oportunidad para repensar la economía de Baleares», ha explicado. En este sentido, ha señalado que se deben cambiar hábitos productivos para hacer más sostenible la actividad de las Islas. «Hay urgencias que abordar en este momento, pero la situación podría ser un punto de inflexión».

La Memoria también incluye una comparación con la crisis actual y con la de 2008. Sobre esta cuestión, la jefa de estudios del CES, Anna Grau, ha apuntado que la anterior se extendió de manera progresiva desde diferentes ámbitos tras estallar  en el sector financiero y bancario. «Contagió al resto de sectores, mientras que la actual se ha concentrado en el tiempo y ha tenido un impacto global que ha derivado en el empobrecimiento generalizado». Las previsiones, según Grau, es que la recuperación también sea más concentrada.

Por su parte, el secretario general del CES, Josep Valero, ha recordado que la anterior crisis obligó al rescate de los sistemas financieros. No obstante, la actual ha requerido activar mecanismos de y de deuda por parte de las administraciones. Y durante los próximos años serán de vital importancia los Fondos Europeos Next Generation.

Un crecimiento comedido

En este sentido, Grau ha dicho que en el caso de las Islas el crecimiento será el más destacado del conjunto del Estado. Habrá una recuperación del PIB, del sector turístico y del mercado laboral. Ahora bien, no hay que olvidar que a diferencia del resto de España, ha sido la comunidad que más ha caído. Si el crecimiento de 2021 y las previsiones para el año que viene se comparan con 2020, entonces la perspectiva es que dicha recuperación será sobresaliente. Diferente es si las cifras se enfrentan con 2019 y si se tiene en cuenta la coyuntura del año pasado. Es decir, que la previsión de crecimiento del PIB sea de un 11% o un 13% cuando se viene de una caída del 23%, no es motivo de celebración.

En relación las consecuencias de la en el sector turístico, Grau ha subrayado que la facturación hotelera cayó en torno a un 70% y el gasto se situó en menos de 1.000 por persona. Aunque los datos reflejan que la temporada media-baja ha ganado peso, así como los alquileres vacacionales respecto a los hoteles. Este último dato se explica porque muchos turistas han optado por las residencias unifamiliares para su estancia vacacional. El motivo, la seguridad frente al virus.

Por lo que respecta al ámbito social, se desprende del informa que es la comunidad en la que más ha aumentado la población. No obstante, casi la mitad de los residentes no han nacido en las Islas. El 22% procede de otras regiones de España y el 24% de países extranjeros.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.