La patronal de bebidas alcohólicas reclama al Gobierno mayor implicación en la crisis de suministros

Cuenta atrás para la campaña de y con ella la celebración de miles de fiestas y eventos sociales. En este contexto, la crisis de abastecimiento y suministros ha levantado la alarma durante las últimas semanas ante la falta de determinadas marcas en el sector hostelero como es el caso de Seagram’s o Beefeater. Así, la patronal del sector de las bebidas alcohólicas, Espirituosos ha reclamado al Gobierno una mayor implicación en esta crisis para evitar un problema mayor.

De este modo, desde Espirituosos confían en que esta situación sea coyuntural y agradecen  las gestiones que se están haciendo en materia de aprovisionamiento y costes de la energía, pero consideran que sería necesario que el Gobierno incluyera también la carestía de las materias primas, la crisis del transporte y la agilización de los procesos aduaneros en ese mismo horizonte.

El encarecimiento y la limitación de las fuentes de energía, complicado por cuestiones geopolíticas y el post , que está siendo difícil de digerir especialmente en el sector del transporte y en los controles de aduanas, que han tensionado gravemente el comercio internacional. A pesar de algunos problemas puntuales que ha habido para suministrar a los bares, restaurantes y locales de ocio nocturno, desde el sector apuntan a que estos han sido puntuales y actualmente «se encuentran bajo control».

El transporte

La Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (Cetm) cree que la propuesta de reglamento de la Unión Europea (UE) sobre la actualización del régimen de derechos de emisión aumentará el coste de las escalas de trasbordo en los puertos españoles y supondrá una importante pérdida de en favor de puertos cercanos no comunitarios. Esta situación es especialmente preocupante si se tiene en cuenta la actual crisis de suministros que se vive y los esfuerzos que numerosas empresas están realizando para asegurar sus suministros, especialmente de cara al Black Friday y la Navidad.

En una nota publicada este martes, la Coordinadora advirtió de la «posible merma» de competitividad de los puertos españoles frente a otros cercanos que no forman parte de la UE, resalta la pérdida de influencia al perder transbordos, así como de su impacto negativo en el empleo y en la del país. Además, destacaba que ignorar en el sector marítimo el papel de la actividad de los puertos vecinos no pertenecientes al espacio comunitario, a la hora de definir las políticas de carbono de la UE, «podría tener» un fuerte impacto económico y laboral.

Aumentar el coste de las escalas de trasbordo en los puertos españoles supondrá una importante pérdida de por línea y, a medio plazo, la pérdida de inversiones privadas en los puertos, con la consiguiente merma de puestos de trabajo en los diferentes subsectores que forman la actividad portuaria.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.