El cantante José Salazar, de 63 años, confirmaba hace unos días que se ha separado musicalmente de su hermano Juan, con quien formaba desde hace 45 años el popular grupo Los Chunguitos. Partieron peras y cada uno navega ahora en solitario, él por cierto con nuevo disco bajo el brazo. «Son cosas que pasan. No estamos peleados y no pasa nada. Ahora mismo cada uno está por su lado, él canta por su lado y yo por el mío (…) La gente pensará lo que quiera, pero mi hermano y yo no tenemos problema. Si hay que tomarse un café o comer lo hacemos, y no pasa nada», recogía la revista Semana en boca de José.

«Está en manos de mi abogado y se resolverá, pero ahora estamos cada uno por su lado», explicó José 

Pero la disolución no ha sido al parecer tan amistosa. El diario ABC ha explicado que la ruptura fue en enero. Diferencias económicas y de principios que se hicieron evidentes cuando Juan decidió participar por su cuenta en un acto de al que José nunca hubiera asistido. El enfrentamiento incluso ha terminado formando parte de un procedimiento judicial: «Este tema está en manos de mi abogado y se resolverá de acuerdo a la justicia, pero no quiero decir nada más», reconocía José. Para quitar hierro, Salazar también ha contado que acaba de sacar su primer sencillo en solitario, titulado «La vida te sorprende», un trabajo que ya conoce su hermano Juan: «Me ha dicho que es muy bonito».

Poco activo en lo musical

Hacía mucho que el grupo estaba más activo en su faceta de personajes televisivos que en lo musical. Los hermanos no publicaban un álbum con nuevo material desde el autoeditado Se escapa (2012), que apenas tuvo repercusión. Mucho más mediáticas fueron sus participaciones en los programas Tu cara Me Suena, de Antena 3, donde concursaron entre 2013 y 2014, en Gran Hermano VIP de Telecinco, en 2015, y en Masterchef Celebrity, de La 1, en 2019.

Noticias relacionadas

Sobrinos del cantaor Porrina de Badajoz y hermanos del dúo Azúcar Moreno, la familia al completo con sus ocho hijos se trasladó desde su Badajoz natal al barrio madrileño de Vallecas siendo ellos muy jóvenes y en la capital comenzaron a actuar entre los mesones de la Plaza Mayor. Así fueron descubiertos por Ramón Arcusa, de El Dúo Dinámico, que posibilitó la grabación de su primer disco, de título homónimo, Los chunguitos (1977), nombre que arrastraban desde su díscola infancia por su costumbre de apedrear trenes.

En aquel primer trabajo aparecía su primer gran éxito, la canción «Dame veneno», así como «Me sabe a humo», aunque la popularidad sobrevino de una manera más clara a partir de su segundo álbum, «Vive gitano» (1978), que incluía la canción «¡Ay! ¡Qué dolor!». La lista de temas emblemáticos de su repertorio siguió aumentando en años anteriores con canciones como «Carmen» o «Me quedo contigo», que repopularizó casi 40 años después Rosalía con una emblemática puesta en escena en los Goya de 2019.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.