Elena Jiménez de Andrade, presidenta del Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid, explica a OKdiario cómo han actuado las aseguradoras en La Palma tras la erupción del volcán, que el número de seguros siempre se dispara después de una catástrofe natural y que hay mucho desconocimiento por parte de los asegurados respecto a qué cubre la póliza contratada, entre otros asuntos.

Pregunta: ¿Cómo se han portado las aseguradoras con los afectado por el de La Palma?

Respuesta: Pues las aseguradoras se han portado muy bien porque es su papel también.  Es decir, asumir las indemnizaciones que les correspondiera. Pero en este caso no es así, aunque hablaremos luego del Consorcio. Han establecido protocolos de emergencia que siempre lo hacen, están muy preparadas para estas situaciones, números de información, por supuesto, y atención al asegurado. Pero es el consorcio, en este caso, el que hace de compañía aseguradora si tienes asegurado el riesgo, la casa, el comercio, el coche y demás.

P: ¿Qué es el Consorcio?

R: El Consorcio es un organismo público que tiene, entre otras muchas funciones, asumir la indemnización por las causas, en este caso por las catástrofes naturales, por los efectos de meteorología extrema como es el caso inundaciones, maremotos y más. Y el caso de erupciones volcánicas, que es el caso que nos ocupa, hace aseguradora. El consorcio, en este caso concreto, asume el pago de las indemnizaciones que corresponde al asegurado, que tenga asegurado el riesgo. asume fundamentalmente las coberturas que tenga asegurada y la indemnización que le corresponda.

P: ¿Cómo se nutre el Consorcio?

R: Todos los que tenemos seguros aportamos de nuestra prima un pequeñísimo porcentaje que va al consorcio. Sólo determinados seguros, fundamentalmente los que son de multiriesgos y autos y demás. Precisamente para dotar de fondos al Consorcio para que pueda asumir esto.

P: ¿Entonces a la gente que no tuviese asegurado ni la casa ni el coche, no la cubre el Consorcio?

R:  Efectivamente, el Consorcio asume el pago de las inyecciones de aquellos riesgos que están asegurados. Aunque en este caso sí que es verdad que el Gobierno ha establecido una serie de medidas límites muy pequeñas precisamente para paliar y para indemnizar los gastos más importantes. Sobre todo las personas que se han quedado sin vivienda, que se han quedado sin comercio o que no pueden pagar los gastos más inmediatos que tengan que asumir. Es el Gobierno el que establece unas medidas extraordinarias en este caso.

P: ¿Tienen plazo para hacerlo?

R: Sí, tienen plazo. Por ejemplo, una de las medidas es la moratoria en los pagos de los préstamos y demás, que ya hablaremos después. Pero fundamentalmente hay un plazo determinado establecido a partir del día 2 de noviembre. Para entendernos, las cifras pueden ser del orden de unos 15.120 euros por persona en el caso de que no tengan riesgos asegurados. Aunque no me gustaría decir exactamente esas cifras porque ya sabes que bailan mucho. El Gobierno ha dotado de un importante paquete de medidas, entre las cuales son unos cuantos millones destinados a esta situación.

P: ¿Ha habido un incremento de gente en la zona que ha asegurado las casas ahora?

R: Precisamente ahora sí que estamos detectando un incremento importante para asegurar riesgos que no estaban antes asegurados, como son las casas, los comercios, etc. Sí que es verdad que hay un mayor incremento y una mayor demanda en contratación de seguros. Pero es importante conocer esta situación, y es que el seguro, en el caso de que haya una erupción volcánica tiene una carencia de siete días. El seguro tiene que estar asegurado siete días antes de la catástrofe. Por tanto, si aseguras tu vivienda con el fin de que estés cubierto por el Consorcio, en el caso de la erupción volcánica, no vas a estar cubierto, vas a estar cubierto si lo tuvieras asegurado siete días antes del momento de la erupción.

P: ¿Y este incremento lo había visto en toda España o sólo lo habéis visto en La Palma?

R: Es verdad que cuando ocurren este tipo de catástrofes, nos ocurrió también en el caso de Filomena y en otros casos, sí es verdad que las personas asumen que no tienen asegurados el riesgo y la casa y es verdad que es un incremento generalizado. En este caso, más localizado en La y en Canarias. Pero si es una tendencia.

P: La gente cuya casa se ha destruido y la tenía con hipoteca, ¿tiene que seguir pagando el crédito?

R: Sí, efectivamente. Es la cara más triste y más dura de la situación que te encuentras con que no tienes casa, con que tienes que asumir una hipoteca y que a lo mejor no lo tienes asegurado. Pero en muchos casos esas casas sí están aseguradas, pero han puesto de beneficiario al banco. Y es el banco, por tanto, el que recibe el pago de la indemnización, que es para asumir, por supuesto, el detraer de la hipoteca.

P: ¿Van a subir las primas por el aumento de catástrofes naturales? ¿Y qué no cubre el Consorcio?

R: Sí, van subir las primas, pero eso es una tendencia lógica y general que provocada incluso por la pandemia, no sólo por este caso concreto. En el caso de las catástrofes se llaman riesgos extraordinarios, que son los que están cubiertos, por el Consorcio de Seguros, son las catástrofes que llamamos de efectos de naturaleza adversa. Pueden ser maremotos, pueden ser erupciones volcánicas, pueden ser terremotos, pueden ser inundaciones, es decir, que haya anegamientos del terreno, que es de agua de abajo a arriba, pero por ejemplo, no cubre la lluvia. La lluvia en las pólizas de hogar está cubierta siempre y cuando supere generalmente 40 litros por metro cúbico. Es el caso también del granizo, pues tampoco está cubierto por el Consorcio. La nieve sí, como vimos en el caso de Filomena. En los riesgos hay algunos efectos de los fenómenos de la naturaleza que sí están cubiertos y otros que no. El caso la lluvia y el viento no está cubierto, tiene que ser un viento superior a 90 km/hora para que lo cubra las compañías de seguros.

P: ¿Debería el Gobierno ampliar las coberturas del Consorcio?

R: Bueno, el debate que está encima de la mesa. La verdad es que los riesgos que cubre el Consorcio están muy pautados y muy tasados. Y son las compañías aseguradoras las que establecen también las coberturas. Yo siempre digo que la verdad que aquí lo importante es que estemos asegurados, que estemos bien asegurados y que conozcamos muy bien realmente lo que tenemos asegurado, que generalmente la gente no tiene ni tiempo ni ganas para leer su póliza.

P: ¿Qué figuras hay cuando se contrata una póliza?

R: Está el mediador que es el profesional experto que te asesora en la contratación de tus seguros. Primero porque tiene una formación, una experiencia acreditada y además una formación bastante importante. Y puede ser de dos clases: agentes y corredores de seguros. Los agentes generalmente pueden trabajar con una o con varias compañías de seguros, y los corredores de seguros trabajan con todas aquellas con las que han establecido una carta de condiciones. Ese tipo ejerce la labor del profesional experto que te asesora, que te gestiona también la contratación, lógicamente de la póliza y también muy importante, te atiende y te asiste en el momento del siniestro. Solemos decir que es una figura fundamental para cualquier persona que quiera tener consciencia de que está bien asegurado. Pero ya no solamente hablamos de las casas, de los coches, sino el riesgo de la vida o la salud. Es importantísima porque es el que te acompaña no solamente en el asesoramiento previo, sino también en la gestión de tu póliza. Por tanto, hay los agentes que trabajan para uno o para varias compañías y están los corredores de seguros que ofrecen múltiples productos de diferentes compañías.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.