Los presos de ETA ponen precio a su renuncia a los homenajes públicos: amnistías y «a la calle ya»

Los presos de ETA (a través de la organización que les representa, EPPK) han anunciado su renuncia a los ongi etorri, los homenajes con los que eran recibidos a su salida de prisión que indignaban a las víctimas y suponían una afrenta a la memoria de los asesinados. Pero la renuncia, como era previsible, no es gratis. El colectivo de presos ya ha puesto sobre la mesa la contrapartida exigida al de Pedro Sánchez: una amnistía para los huidos y que los que cumplen condena vayan saliendo de prisión.

La izquierda proetarra y las plataformas de apoyo al colectivo de presos han revestido su decisión de poner fin a los recibimientos a terroristas –al menos de manera pública– de un halo casi heroico. Así lo ha entendido también el ex vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, quien también ha elogiado la posición a este respecto del EH Bildu de Arnaldo Otegi, socios parlamentarios del PSOE.

A pesar de que esos homenajes son constitutivos de un delito de enaltecimiento al terrorismo, como denuncian las víctimas, los presos de ETA buscan sacar tajada política de ese movimiento. Y sus cartas ya están sobre la mesa: el anuncio de ese fin de los ongi etorri viene precedido de una campaña mediática por parte de familiares de presos para exigir su puesta en libertad inmediata.

«En la calle ya»

La acción la ha llevado a cabo la plataforma Etxerat, que la pasada semana difundió una decena de vídeos, con testimonios de familiares de la banda, en los que exigen en esencia su puesta en libertad. Los han compartido en redes sociales.

Reclaman, por ejemplo, que se aplique una amnistía a aquellos que han huido de la Justicia y se encuentran escondidos en otros países, facilitándoles su regreso. Además, la lista de exigencias incluye que se saque de prisión a aquellos etarras enfermos y de mayor edad (independientemente de sus años de condena), que se les compute a 50 presos el tiempo cumplido en cárceles franceses, que se les permitan permisos de salida y se les den terceros grados. En aquellos casos en los que esto no pueda ser cumplido por parte del de Pedro Sánchez, se reclama el acercamiento a cárceles del , donde «hay sitio para todos».

«Pedimos que se les aplique la ordinaria para que puedan estar en la calle ya», resume uno de los familiares, padre de un etarra de la infame ‘caravana de la ’ que buscaba atentar en Madrid en 2004 (días antes del 11-M) con una furgoneta cargada con 500 kilos de explosivos.

Entre los familiares que figuran en esos vídeos se encuentra la pareja de Arkaitz Goikoetxea, que entre otros delitos conspiró para asesinar al ahora ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, cuando este era magistrado de la Audiencia Nacional.

Presos fuera

Por si quedaba alguna duda de la conexión entre el fin de los homenajes públicos y la reivindicación del fin de la política penitenciaria contra ETA, la red de apoyo a los presos de la banda (Sare) ha venido a confirmarlo este martes.

Sare ha exigido textualmente «empatía» y «reciprocidad»  hacia los condenados por delitos de terrorismo.  Aseguran que «la misma voluntad de avanzar en la convivencia se vea reflejada en quienes hoy todavía mantienen una política penitenciaria de excepción que tanto daño está ocasionando a estos presos».

La organización califica la renuncia a los ongi etorri como «un sólido ejercicio de empatía y una aportación importante en el camino hacia la convivencia». Advierten que los «múltiples sufrimientos» del se deben superar «con la búsqueda del equilibrio». Es decir, dar y recibir a cambio.

Por si quedaba alguna duda sobre de qué estaban hablando los colectivos de presos, Sare asegura que «ojalá esa misma voluntad de avanzar en la convivencia se vea reflejada en quienes hoy todavía mantienen una política penitenciaria de excepción que tanto daño está ocasionando a estos presos».

Desde la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) han enviado este martes un mensaje contundente al anuncio de EPKK, advirtiéndoles de que si realmente quieren reducir el sufrimiento de las víctimas «colaboren» en el esclarecimiento de los 378 crímenes sin resolver de la banda.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.