Unicaja ha mejorado su propuesta inicial en la negociación de despido y traslado colectivo que mantiene con los sindicatos tras la fusión de esta entidad con Liberbank, aunque estos representantes insisten en que esta oferta sigue siendo inaceptable. Tiene que desprenderse de unos 1.500 trabajadores.

La entidad mantiene la necesidad de dar salida a 1.513 empleados -1.005 en la red de oficinas y 508 en servicios centrales- bajo el criterio preferente de voluntariedad, pero ha rebajado 15 kilómetros el radio de movilidad geográfica por traslados que pretendía inicialmente, hasta los 75 en lugar de los 90 iniciales.

La entidad pretende dar de baja a casi 2.700 empleados dado que a los 1.513 despidos se suman unas 1.200 prejubilaciones; 730 que estaban en excedencia en Liberbank y 437 de la antigua Unicaja con los que se ha alcanzado un acuerdo.

Según CCOO, esta nueva propuesta no contempla la voluntariedad como único criterio de adscripción –un requerimiento de todas las centrales-, por lo que insisten en que estos pasos “no son, en absoluto, suficientes” y vuelven a pedir la retirada de las causas productivas y económicas, así como de la propuesta de movilidad y la de homologación de condiciones laborales.

Sindicatos como CCOO, UGT, CIC y CSIF han detallado las novedades de la nueva propuesta y han dado a conocer el plazo de ejecución de medidas que ha propuesto la entidad, que finalizaría el 31 de diciembre de 2022.

Respecto a las condiciones de salida, los mayores de 63 años recibirán 20 días por año de servicios con tope de 12 mensualidades; de 59-63 años el 55% del salario fijo bruto hasta los 63 años; de 57 a 58 años, el 52% del salario bruto hasta los 63 con convenio especial a la Seguridad Social.

Una de las novedades llega en el colectivo de empleados que tengan entre 50 y 56 años cumplidos a 31/12/21, que recibirán el 50 % del salario bruto multiplicado por 4 anualidades con un tope de 120.000 euros, mientras que los menores de 50 años tendrán 30 días del salario regulador con tope de 20 mensualidades.

Respecto a la movilidad, la reubicación preferente será en un radio de 25 kilómetros y, si no es posible, hasta los 75 kilómetros sin compensación, según explican las centrales, mientras que los empleados que se trasladen entre 75 y 150 kilómetros recibirán 5.000 euros, de 151 a 300 km 9.000 euros, y 12.000 si es más de esa distancia de 300 km.

La entidad ha propuesto la creación de la la figura del gestor remoto que, según el sindicato CIC, es concebida porque “puede dar juego” para reducir la movilidad geográfica al poder trabajar desde cualquier sitio y tener horarios singulares, aunque solo se plantea esta figura en, como máximo, un 15 % de la plantilla.

CCOO rechaza que Unicaja pretenda “replicar” una situación laboral “como la de Liberbank”, en la que existen cinco colectivos con condiciones distintas trabajando todos en la misma entidad, detalla, mientras CESICA considera «inaceptable» la nueva oferta, CIC “muy lejos de lo aceptable” y CSIF «irrisoria y ridícula”.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.