Los violentos CDR reclaman la independencia de Cataluña quemando ejemplares de la Constitución

Al independentismo catalán le vuelve a brotar su inquina cada vez que el Estado español lleva a cabo una celebración colectiva de lo que representa España como este lunes con la celebración del Día de la Constitución.

Así, los radicales catalanes han vuelto a desplegar una gran estelada desde un puente para acto seguido quemar diversos ejemplares de la Constitución española y lanzar botes de humo con los colores de la senyera.

La ANC, el Consell per la República y los CDR han vuelto a protagonizar un acto más de independentismo quemando los símbolos españoles. Varios activistas han desplegado una estelada gigante desde el puente que atraviesa el río Besòs y que une Sant Adrià con Santa Coloma de Gramenet.

Por otra parte, y bajo el lema Nada que celebrar, han leído un manifiesto en el que señalaron que «no nos representa y seguimos de pie hacia la independencia» en alusión al día de la Constitución. «Sólo la República Catalana romperá una celebración heredera del franquismo que nos aprisiona como nación y que ampara la represión contra Cataluña», indicaba la ANC mientras que Òmnium Cultural aseguraba que «trabajamos con normalidad» y además «sin complicidad con una Constitución que vulnera constantemente los derechos sociales y nacionales».

También han bramado contra el «régimen de 1978». «No permitir que el 78 siga vulnerando nuestros derechos». Por lo que respecta a la imposición del Tribunal Superior de Justícia de de establecer el 25% de castellano en las aulas catalanas han manifestado que «quieren destruir nuestra lengua, cultura e identidad. Pues que sepan que siempre nos encontrarán delante, alzadas y combativas». Al finalizar, han cantado los Segadors, han hecho cánticos a favor de la liberación nacional de y han hecho sonar el himno partisano «Bella Ciao».

El pasado una protesta de unas 300 personas volvía una vez más a cargar contra la bandera de España en el Ayuntamiento de Vic. Los independentistas reclamaban la absolución de un activista procesado por los disturbios llevados a cabo durante la huelga del 21-F en 2019 y que lo enfrenta a 4 años de cárcel, cuando dos cachorros de los CDR se encaramaron a la fachada del Consistorio para arrancar la Enseña Nacional española, tirarla al suelo de la plaza y quemarla posteriormente.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.