La Comunidad de Madrid retiró la subvención destinada a sufragar parte de las guías sexuales que el Ayuntamiento socialista de Getafe distribuyó por colegios del municipio y que la Justicia obligó a retirar por posible vulneración de la libertad religiosa.

La Consejería de Familia, Juventud y Política Social, encabezada por Concepción Dancausa, decidió no abonar el 50% de la subvención al conocer el contenido «inapropiado» de esas guías, que animaban a las menores a masturbarse con frases como «¡Apaga la tele, enciende tu clítoris!».

El otro 50% de la subvención se enmarca dentro de los convenios con los ayuntamientos de los distintos municipios de la Comunidad de Madrid que se abonan por adelantado para que los consistorios puedan llevar a cabo distintas campañas, guías y folletos.

Tal y como explicó la consejera en la Asamblea de Madrid interrogada por Vox, el logo de la Comunidad de Madrid aparece por ese motivo en las guías. «Los ayuntamientos informan de una forma general de los contenidos de las guías», explicó Dancausa. De esa forma, el presidido por la popular Isabel Díaz no tuvo capacidad para conocer el contenido de las mismas hasta más tarde, cuando este periódico las sacó a la y, posteriormente, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 8 de Madrid obligó al Ayuntamiento de Getafe a retirarlas de forma cautelar.

En ese momento fue cuando la Consejería decidió no abonar el otro 50% de la subvención a esas guías, de las que se supone iba a sufragar el 85% de los 6.000 euros que costaron.

La Justicia adoptó la medida cautelar de retirar las guías sexuales de Getafe después de que se lo solicitara la Asociación de Abogados Cristianos en un recurso, al que tuvo acceso OKDIARIO, en el que denunciaban que las citadas guías ridiculizan a la Virgen María, al calificarla como una “madre abnegada, sin vida propia y asexual”.

La guía contiene una representación de la Virgen María en la que le atribuyen de forma peyorativa frases como: «No desearás, no gozarás»; «por mi culpa por mi gran culpa»; «serás casta y pura y no decidirás tu aborto», como máximas que entrañan todo lo contrario a lo que deben hacer las niñas.

El juez decidió adoptar esta medida al considerar que, tal y como sostenía los Abogados Cristianos, estas guías podían suponer una vulneración del Derecho Fundamental a la Libertad Religiosa contemplado en el artículo 16 de la Constitución Española.

La propia Dancausa reconoció en la Asamblea de Madrid que estaba de acuerdo con el contenido de las guías sexuales tenían un contenido inapropiado para niños de Primaria y que, por ese motivo, la Comunidad de Madrid suspendió la subvención.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.