Mapfre optará a gestionar el fondo público de pensiones y un acuerdo con Unicaja

El de Mapfre, Antonio Huertas, ha avanzado este martes que la compañía optará a gestionar el fondo público de pensiones, que ha calificado como «una oportunidad importante» y  ha insistido en la necesidad de fomentar el ahorro privado aunque ha considerado que los instrumentos que plantea el Gobierno son similares a los que ya ofrecen compañías privadas como la suya y lo hacen «en mejores condiciones». Asimismo, ha señalado que la aseguradora quiere convertirse en el socio de referencia en el negocio asegurador de Unicaja Banco tras su fusión con Liberbank.

Aun así, ha mostrado el interés de la aseguradora por optar a la gestión del fondo público de pensiones, al tiempo que ha recordado que Mapfre es la primera gestora de pensiones no bancarias, si bien ha señalado que hay «líneas de incertidumbre» y exigirán «neutralidad política».

Huertas confía en tener «antes de Navidad» la valoración de un experto independiente sobre la indemnización que Mapfre tendrá que recibir por la ruptura del acuerdo de bancaseguros que mantenía con Bankia y que se rompió tras la fusión con CaixaBank.

De Bankia a Unicaja

En cuanto a qué hará la compañía cuando reciba ese dinero, el de Mapfre ha señalado que les gustaría retomar el dividendo que pagaban antes de la y ha insistido en que seguirán mirando opciones de compra.

«Seguiremos siendo una compañía compradora y buscaremos oportunidades de negocio para compensar la pérdida de Bankia», ha añadido poco antes de dejar claro que a Mapfre le gustaría ser el socio de referencia de Unicaja Banco en el negocio asegurador. Huertas ha recordado que actualmente el grupo fruto de la fusión de Unicaja Banco y Liberbank cuenta con tres socios: Santa Lucía, Aegon y Mapfre. En su opinión, «cualquiera de los tres podría optar a ser el socio asegurador. A Mapfre le gustaría».

Preguntado por el impacto del cambio climático en las cuentas de Mapfre, el de la compañía ha considerado que «son el pan de cada día» tras señalar que las catástrofes naturales ahora ocurren con una «excesiva recurrencia». A modo de ejemplo, Huertas ha recordado que la aseguradora pagó más de 100 millones de euros por los destrozos de la , lo que le lleva a afirmar que «hay que darle una vuelta al Consorcio».

El Consorcio de Compensación del Seguro se encarga de cubrir los riesgos extraordinarios por temporales de y agua, pero deja fuera, por ejemplo, los daños provocados por las nevadas.

A ojos de Huertas, «no es aceptable que la mayor catástrofe (en el centro del país) no esté incluida» en el Consorcio, por lo que aboga por hacer una revisión del sistema que pase por ampliar los supuestos e incluir «todos» los fenómenos extraordinarios meteorológicos. «Hay que adecuarlo a los tiempos que vivimos», ha subrayado.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.