MásMóvil obtuvo 187 millones de euros de beneficio hasta septiembre, una cifra de la que no ha proporcionado comparación respecto al mismo periodo de 2020, tras un tercer trimestre donde ha acelerado su crecimiento hasta facturar un 30% más. La compañía facturó 1.777 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 22% más que el año pasado, con 1.551 millones de euros de ingresos de servicio.

Asimismo, la firma ha presentado un beneficio bruto de explotación ajustado (Ebitda ajustado) de 624 millones de euros, con un incremento del 46% más respecto al mismo periodo del año pasado con un margen del 36%, lo que supone un incremento porcentual de seis puntos. Los incluyen la contribución de Euskaltel al grupo desde el 31 de agosto.

«Estamos contentos de los excelentes que hemos alcanzado durante los nuevos primeros meses del año. Seguimos enfocados en la calidad de nuestros servicios, en seguir siendo el operador con los clientes más satisfechos del mercado y en ser la empresa con el mayor impacto positivo en la sociedad», ha asegurado el consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger.

La compañía ha invertido 245 millones de euros en infraestructura (Capex) en lo que va de ejercicio (30 septiembre), a lo que habría que sumar 70 millones de euros de los proyectos transferidos durante el año. El grupo llega al último tercio del curso económico con 122 millones de euros en caja y una deuda neta de 6.600 millones de euros, lo que supone múltiplos de cinco veces el Ebitda anual y casi el doble que el año pasado debido a la compra y refinanciación de deuda de Euskaltel, tasada en 3.500 millones de euros.

El grupo llegó al 31 de diciembre con 14,3 millones de líneas, de las que 3 millones fueron de banda ancha, lo que supone crecer un 26% y un 60%, respectivamente. Asimismo, 11,3 millones son clientes móviles, un 18% más, de los que 8,5 millones pertenecen al segmento postpago. Asimismo, la red de fibra de MásMóvil ha alcanzado los 26,8 millones de hogares comercializables hasta septiembre, de los cuales 19,3 millones son de red propia. Esto supone un aumento de 1,3 millones en los hogares disponibles en los últimos 12 meses y 80.000 nuevas líneas añadidas en los últimos tres meses.

Spenger ha comentado que la integración de Euskaltel va «mejor de lo esperado» con las sinergias previstas de la operación progresando «de manera muy rápida y relevante». Entre los hitos anunciados en el informe de se encuentra la implementación de una organización unificada y que el 50% de las altas de las marcas regionales de Euskaltel ya se realizan en fibra hasta el hogar.

Asimismo, se ha terminado tanto el piloto para llevar a cabo la migración móvil como la renegociación de acuerdos mayoristas con Orange, mientras que la operación para crear una filial de red «progresa». La operadora también ha mostrado datos agregados en las que se tienen en cuenta las métricas financieras de Euskaltel desde el día 1 de enero. Bajo ese parámetro, el grupo habría facturado 2.118 millones de euros y registrado un Ebitda de 750 millones de euros.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.