A tres semanas de que lleguen las fiestas de Navidad y con la transmisión de covid-19 de nuevo disparada, las autoridades sanitarias se apresuran a tomar medidas para frenar la nueva ola de coronavirus marcada por la reciente irrupción de la nueva variante ómicron, clasificada como «de preocupación» por la OMS y «de mayor impacto para la salud» por el Ministerio de Sanidad.

Cada vez son más las Comunidades que han recibido el respaldo jurídico para exigir el pasaporte covid para acceder a restaurantes, gimnasios, teatros, residencias y hospitales. Tal es el caso de País Vasco, Galicia, Navarra, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares y Murcia.

¿Me puede obligar la empresa a hacerme un test antes de la cena de Navidad si mi Comunidad exige el 'pasaporte covid'?

La medida podría llegar a otras autonomías en los próximos días, sobre todo después de que este martes el Supremo haya dado verde a su exigencia en restaurantes y establecimientos de en el . La única excepción -al menos por ahora- la presentan Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura, que de momento parece que rechazan la medida.

Ante la disparidad de criterios, las Comunidades solicitan al una norma común que sostenga la ampliación del uso del certificado covid, pero el apela a insistir en la vacunación, tanto de terceras dosis como de primeras para los rezagados o dubitativos. Las ministras de Justicia, Pilar Llop, y de Sanidad, Carolina Darias, insisten en que es el Tribunal Supremo quien unifica criterios y quien marca el camino -como ha hecho este martes-. Por el momento, el descarta adoptar nuevas restricciones para frenar la expansión de la variante ómicron pero ha recomendado limitar «el número de participantes en eventos públicos y sociales, especialmente durante las celebraciones de las fiestas navideñas».

La exigencia del certificado covid conlleva estar vacunado, haber superado recientemente la enfermedad o haber dado negativo en un test PCR o de antígenos realizado entre 72 y 48 horas antes. Los expertos aseguran que no solo basta con fiarlo todo a la vacunación, puesto que los sueros no son esterilizantes y, si bien reducen considerablemente la transmisión, no la eliminan. Por lo tanto, exigen además medidas de control de los contagios como la realización de test.

En este sentido, la Comunidad de Madrid, que de momento descarta pedir el ‘pasaporte covid’ a sus ciudadanos e insta al Ministerio de Sanidad a realizar una estrategia nacional, ha solicitado a la Cámara de Comercio y a la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) que desde sus plataformas hagan un llamamiento para que «todas las empresas hagan un test de antígenos a sus empleados inmediatamente antes de que vayan a reunirse en almuerzos, cenas o copas de Navidad«.

Pero, ¿te puede la empresa obligar a hacerte un test de covid para ir a la comida o cena de Navidad? El abogado laboralista Pere Vidal López afirma con rotundidad que «con la normativa actual, no te pueden obligar» a hacerte un test de diagnóstico de infección activa por coronavirus (de antígenos o PCR) ni a vacunarte. Y va más allá: «Sería discriminatorio decir a los que no se han vacunado o no se hagan el test que no pueden ir a la cena, según la normativa actual».

«Sería discriminatorio decir a los que no se han vacunado o no se hagan el test que no pueden ir a la cena o comida de Navidad, según la normativa actual»

El también profesor de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) diferencia por Comunidades en las que se exige el certificado covid y en las que no. Por ejemplo, en Cataluña, donde la Justicia ha respaldado su exigencia para acceder a restaurantes, gimnasios y residencias, los empleados que se nieguen a realizarse un test o a vacunarse podrían encontrarse con la negativa al acceso en la entrada del donde se celebra el encuentro navideño de su empresa, pero no podrían ser sancionados por la empresa por no haberse realizado la prueba o haber rechazado la inmunización.

«La empresa necesita saber quién acudirá (y podrá acceder) para reservar en función del número de asistentes y no incurrir en gastos inútiles. Sin embargo, no puede obligar a sus trabajadores a vacunarse ni a someterse a pruebas diagnósticas en contra de su voluntad», expone.

En cambio, en Comunidades donde (por ahora) no se exige el certificado covid para acceder a restaurantes, como por ejemplo la Comunidad de Madrid, este problema no se daría.

El abogado se refiere en todo momento a personas sanas y sin síntomas compatibles con la covid-19, quienes podrían asistir a la comida o cena de Navidad de sus empresas sin hacerse una prueba previamente. Cuestión diferente sería si estas personas tienen síntomas o han estado en contacto con personas que han dado positivo. En este caso sí existe ya una normativa que les obligaría a autoaislarse y a ponerse en contacto con los servicios sanitarios.

Vidal López recuerda que los datos relativos a la salud de la plantilla son confidenciales y «constituyen una categoría especial que tiene protección reforzada». Se trata de «datos especialmente protegidos» que no se pueden publicar y cuyo tiempo de conservación sería únicamente el día en el que se realiza el test. Además, solo se podrían utilizar con la finalidad de organizar el evento, explica el abogado.

Consejos para las empresas

Entonces, ¿cómo actuar para no vulnerar la normativa de protección de datos o incurrir en conducta discriminatoria? El abogado sugiere a las compañías remitir la convocatoria al evento navideño a toda la plantilla por el canal habitual, indicando fecha, hora y lugar de la celebración. En dicha comunicación, propone recordar la normativa de la Comunidad Autónoma donde se encuentren, incluyendo los requisitos de acceso al sitio de la comida, y solicitar que, teniendo en cuenta restricciones y requisitos de las autoridades, se confirme con antelación la asistencia «a los meros efectos de efectuar la reserva en el local».

Por último, el experto sugiere explicar a los trabajadores que «según la normativa, el local no puede llevar ningún registro de datos personales relacionado con el control de acceso».

¿Qué Comunidades exigen el ‘certificado covid’?

Aragón entró el pasado jueves en el grupo de Autonomías que exigen el pasaporte covid para acceder al ocio nocturno, entre otros servicios, algo que ya sucedía en Cataluña, Baleares y Galicia, y que el ha conseguido tras el fallo del Tribunal Supremo. También barajan solicitarlo otras comunidades como Andalucía, Asturias, Canarias o La Rioja.

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) también ha estimado la solicitud del foral y ha autorizado la exigencia del pasaporte covid para acceder a restaurantes de más de 60 comensales, establecimientos con licencia de discoteca o salas de fiesta, y eventos multitudinarios de carácter cultural en espacios interiores con consumición de comida o bebida de más de 1.000 personas.

Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia autorizó este lunes la implantación del pasaporte covid en la Comunidad Valenciana para acceder a locales de hostelería, restauración y ocio, así como a eventos, y también para visitar a pacientes e internos en hospitales y residencias a partir de este viernes 3 de diciembre y hasta pasadas las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Baleares ha solicitado permiso a la Justicia para ampliar la exigencia del certificado covid de discotecas y geriátricos a restaurantes, bares y locales de celebraciones, y Cantabria anunció este martes que pedirá autorización judicial. Asturias, Canarias y La Rioja no descartan tampoco pedirlo, de modo que por ahora solo parecen rechazarlo Extremadura, Madrid y Castilla-La Mancha.

Allspain.info — últimas noticias en España y todo el mundo. Información de política y economía, cultura y sociedad, y deportes, reseñas de eventos y incidentes, sucesos y ocio, turismo y viajes. Actualización diaria.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.