El presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, ha afirmado que el grupo seguirá creciendo en el negocio de gestión de activos mediante compras en el medio plazo, aunque en el corto no tienen ningún proyecto en marcha. En los últimos dos años, ha tomado participaciones en Alantra Wealth Management, Orienta Capital, EDM y Cygnus, en gestión tradicional, mientras que para inversiones alternativas adquirió un 20% de Alantra Asset Management que desea mantener.

Sobre si Mutua seguirá tomando posiciones en gestoras de activos para seguir creciendo, Garralda ha apuntado que «en principio, sí», dado que se trata de un sector en el que las economías de escala «son enormes» y un mayor patrimonio gestionado permite contar con una cuenta de resultados «mucho mas holgada». En cualquier caso,  ha asegurado que Mutua no tiene ningún proyecto de compras a corto plazo, pues quiere digerir y consolidar las empresas que ha comprado.

«En principio, ahora mismo, no tenemos ninguna negociación abierta, porque la pausa forma parte del camino y hay que consolidar, pero lógicamente en el medio plazo seguiremos comprando», ha indicado en un encuentro del sector financiero, en el que ha destacado que los activos bajo gestión de Mutuactivos ascienden a 18.700 millones de euros al cierre de septiembre.

Acuerdo con El

Más allá de las posibles compras, el presidente de Mutua también se ha referido al acuerdo histórico con El Corte Inglés para desarrollar una gran alianza estratégica por la que la compañía aseguradora se convierte en proveedor exclusivo de los seguros y de los fondos de inversión que comercialice el grupo de distribución entre sus 15 millones de clientes.

«Lógicamente, el interés nuestro estaba en gestión de activos y en la parte de seguros, vamos a tomar participaciones mayoritarias en estos dos segmentos y vamos a tratar de que los cliente de El sean asesorados tanto en la parte de fondos de inversión como en la parte de seguros», ha explicado.

En opinión de Garralda, el modelo que inicia Mutua con El dará un mejor servicio a la clientela, no a través de una correduría de seguros, que implica mucha rotación de clientes, sino con exclusividad para la Mutua de todas las operaciones de seguros y de gestión de activos.

Garralda ha asegurado que en la compañía están «muy ilusionados» con la operación, que por tamaño «replica un poco» el que Mutua hizo hace una década con y Adeslas. En este sentido, ha señalado que, ante la ruptura del convenio entre CaixaBank y Mapfre en las próximas semanas, Mutua está cambiando valoraciones y planes de negocio junto a su socio y espera que «en semanas o un mes» se llegue a una cifra consensuada. Así, confía en que Mutua y CaixaBank seguirán desarrollando el mismo trabajo que han hecho hasta ahora y que la productividad de CaixaBank «se traspase a todas las sucursales de la antigua Bankia».

Planes de pensiones de empleo

Por otro lado, el presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, cree que la creación del fondo público de pensiones «va en la buena dirección», en la medida en que apoya los planes de empleo, auque ha lamentado que se haga en detrimento de los planes individuales, al tiempo que ha sugerido que el modelo a seguir sea el de las Entidades de Previsión Social Voluntaria (EPSV) vascas.

«Creo que todo lo que sea apoyar los tres pilares (público, empresarial e individual) va en la buena dirección. Lo malo es que para vestir a un santo, que es el de empleo, han desvestido a otro santo, que es el de los planes individuales, bajando de 8.000 a 1.500 la aportación máxima que puedes deducirte del IRPF y eso está mal», ha sentenciado durante su intervención.

En general, Garralda cree que es bueno que se aumenten las deducciones fiscales y se apoye el plan de pensiones de empleo en la negociación colectiva para que crezcan las aportaciones, aunque ve mejorable que el órgano de control esté integrado por funcionarios, representantes sindicales y profesionales de la gestora.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.