El parto es un momento inolvidable en la vida de una mujer. Y muchas veces va precedido de mucha, mucha espera, pero sobre todo de muchas dudas e incertidumbres a lo largo del embarazo, normal entonces que surjan miedos y más cuando se acerca el momento de dar a luz. Por ello queremos hablaros de cómo se desarrolla el parto natural, con diez cosas que debes saber para no tener miedo.

Parto natural: 10 cosas que debes saber para no tener miedo

Si vas a tener un parto natural y además eres primeriza puede que tengas miedo porque no sepas exactamente cómo se va a desarrollar. No te preocupes. Con estos diez datos saldrás de dudas y aunque puede que estés nerviosa no tendrás miedo a dar a luz.

¿Lo lograré? ¿Pasará algo «raro»?

Es una pregunta que toda futura madre se hace a sí misma. Pero no hay respuesta. De una forma u otra, das a y no tienes que avergonzarte de tus reacciones. Los médicos, parteras, enfermeras están acostumbrados a las «posibles rarezas» de las mujeres embarazadas o los problemas físicos que pueden ocurrir, por lo que antes que nada hay que estar relajada y serena. Confíe en el personal que te atenderá.

¿Cómo puedo saber si ha comenzado el trabajo de parto?

En primer lugar, no es cierto que el parto comience cuando rompes aguas. La ruptura del saco puede ocurrir incluso horas antes del inicio de la fase «activa» del parto, o incluso puede ser causada por el ginecólogo, si no ocurre de manera espontánea. El inicio del trabajo de parto, de hecho, viene dado por las contracciones que paulatinamente se vuelven regulares, más intensas y dolorosas.

¿Es útil hacer un curso preparatorio ?

Un curso de preparación al parto puede ayudarte a conocer las distintas etapas del parto natural , qué hacer en diferentes situaciones y cómo afrontar los miedos del momento, así como a generar confianza con la pareja que puede participar en las reuniones y aprenda a ayudarte.

¿Cuáles son la fases del parto?

Conocer los diferentes momentos del parto natural es positivo, para poder regular también los tiempos. Hay cuatro fases: la prodrómica, una fase preparatoria en la que pueden ocurrir o no contracciones irregulares; la de dilatación, en la que las contracciones se hacen más regulares y comienza la dilatación (este es el trabajo de parto activo). Luego está la fase expulsiva, la de empujar: siempre hay que esperar a que la dilatación sea completa antes de iniciar esta fase, bajo la guía de la matrona. Y finalmente, después de que nazca el bebé, se produce la fase que corresponde a la expulsión de la placenta.

¿Qué hacer si estás en casa y hay rotura de la bolsa?

No te apresures: puede darte una ducha caliente, útil para relajarte, vestirte y prepararte con tranquilidad y ser acompañado al hospital donde el ginecólogo comprobará la dilatación y valorará si es necesaria la hospitalización o si es demasiado temprano. Incluso podría hacerte volver a casa. La pérdida del tapón mucoso no requiere que vayas al hospital con urgencia; pueden pasar días antes de que comience el trabajo de parto.

¿Cuándo debo acudir de urgencia al hospital?

Muy a menudo las parteras dicen que en el parto solo hay una cosa por la que correr, para las demás el imperativo es la calma. El único caso en el que es necesario acudir al hospital de forma urgente es el desprendimiento de placenta, que se produce con abundante pérdida de sangre viva. Una situación muy diferente a las pérdidas que pueden producirse, como las de moco o sangre coagulada.

¿Es posible comer algo durante el parto?

Es recomendable beber algo dulce pero no demasiado pesado. Algunas mujeres en trabajo de parto, de hecho, sufren náuseas durante el parto y es probable que vomiten. Si tienes ganas de comer, guíate por lo que te digan en el hospital ya que es posible que si te han puesto ya la epidural te recomienden no comer nada.

¿Cuánto dura el parto?

Cuando estás cerca de dar a luz, escuchas muchas historias sobre el trabajo de parto que duró incluso días. Sin duda es una experiencia personal y como tal cada uno la vive a su manera. Sin embargo, científicamente es importante saber que el parto natural en su fase activa no puede durar más de 18 horas.

Dolor y parto

Dos elementos estrechamente vinculados, pero no es seguro que sea obligatorio sufrir durante todo el parto. En la actualidad, existen varias técnicas o recursos para ayudar a la mujer embarazada a sentir menos dolor y concentrarse en la experiencia. La más utilizada es la mencionada anestesia epidural , que también va acompañada de nuevos métodos, como los gases relajantes, muy utilizados por ejemplo en Gran Bretaña. Otro es dar a en agua , un método que reduce el dolor del parto. Luego están las técnicas para aprender primero, como las relacionadas con el yoga y la meditación, además de la respiración más clásica. La respiración adecuada, combinada con buenos empujes, realmente puede ayudar a la mujer embarazada.

No existe una única posición para dar a

En la mayoría de los hospitales, se sigue eligiendo la cama con el reposapiés (la de los exámenes ginecológicos), para que estés en decúbito supino. En realidad, la posición correcta es la que haga que la mujer se sienta mejor, ya que debes saber que también es posible dar a en cuclillas, a cuatro patas, de pie o acostado de lado con una pierna al pecho.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.