Paula Badosa cedió en dos sets (6-3, 6-3) ante Garbiñe Muguruza en la semifinal de las WTA Finals disputada en Guadalajara (México). La joven tenista catalana se vio superada por los nervios y no pudo hacer nada ante el gran nivel que mostró Garbiñe. La desesperación fue tal que incluso a Badosa le invadieron las lágrimas en medio de la pista, un momento que después se encargó de explicar. «Fue por las ganas que tenía y me pudo la ansiedad», dijo la española, quien tras su paso por México acabará en el octavo puesto del ranking, el puesto más alto en su carrera.

Fue un partido muy especial para el tenis español, con dos semifinalistas españolas en las WTA Finals por primera vez en la historia. La cita para Garbiñe Muguruza no era nueva, sino que ya había disputado otra semifinal, mientras que Paula Badosa se estrenaba en estos lares. La tenista catalana, recién cumplidos los 24 años, pagó la novatada. Acusando el cansancio del día anterior y sobre todo superada por las ganas de llegar lejos no tuvo su día. Sí lo tuvo Muguruza, que mostró un gran nivel desde el principio generando una gran frustración en su contrincante.

Paula Badosa evidenció los nervios y el apuro que estaba sufriendo, con continuos gestos a su equipo y mostrando su descontento. Tanto que incluso se le vio a punto de echarse a llorar sobre la misma pista. «Fue por las ganas que tenía, me pudo la ansiedad», reconoció Paula tras el partido. «He luchado y hoy no encontré la manera de competir. Ganar o perder forma parte del deporte, pero me fastidia si no puedo competir»,  comentó.

A pesar del disgusto, Paula Badosa sacó el lado positivo y reconoció que momentos como este le harán crecer como deportista. «Falta seguir en la misma línea, mejorando mentalmente, que me pasen cosas como las de hoy; eso va a hacer que mejore. Técnicamente debo mejorar en todo, mi derecha, mi revés, mi saque, todo se puede pulir», valoró.

«Este año me he dado cuenta de que soy más fuerte de lo que pensaba en todos los aspectos. Me he puesto en una posición en el circuito que no esperaba, descubrí que soy más fuerte de lo que pensaba», dijo Badosa, que terminará el año en el puesto número 8 del ranking de la WTA, la posición más alta en su carrera.

«Gracias por dejar a siempre tan arriba»

Tras el encuentro Paula Badosa no tardó en felicitar a Garbiñe Muguruza por su clasificación para la final y le dejó un emotivo mensaje. «Gran nivel, Garbiñe. Gracias por dejar a siempre tan arriba. Suerte en la final», escribió la catalana, deseando suerte a una Garbiñe que ha conseguido ser la segunda española en la historia que disputará la final de la WTA, algo que no ocurría desde que Arantxa Sánchez Vicario se midiera a Steffi Graff en 1993.

Han pasado 28 años, los mismos que tiene Garbiñe Muguruza, para que otra española alcance la final. En sus manos está ser la primera que se corone Maestra, para lo que deberá imponerse a la estonia Anett Kontaveit, octava de la clasificación mundial (jueves 18, 2:30 de la madrugada).

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.