Pese a los intentos por apaciguar los ánimos en la presunta guerra entre Génova y la Puerta del Sol, las espadas siguen en alto. Hoy ha sido Isabel Díaz quien ha echado un poco más de leña al fuego al reconocer que «hace tiempo» que no habla con el presidente del PP, Pablo Casado.

La presidenta madrileña también se ha referido a las críticas de Cayetana Álvarez de Toledo, hoy por hoy todavía diputada del PP, al secretario general del Partido, Teodoro García Egea, que ha calificado de «opiniones personales». Sin embargo, ha destacado que la autora de Políticamente indeseable «siempre ha representado los valores del PP».

Sobre la cuestión madrileña, ha insistido en que se ha limitado a «dar un paso adelante» al propugnarse para presidir el partido en la Comunidad de Madrid. Considera que de esta forma consigue dos cosas: trasladar al PP madrileño el impulso que recibió en las urnas el pasado mayo con su rotunda victoria en las elecciones autonómicas y, al mismo tiempo, instaurar la «normalidad» tras varios años de interinidad pese a las apariencias.

ha hecho estas declaraciones en Antena 3, donde también le han preguntado por las encuestas, en especial por la que le otorgan mejores resultados entre los madrileños de los que obtendría su jefe de filas, Pablo Casado. Sin querer hacer sangre, ha presumido de la aceptación que tiene su proyecto «de izquierda a derecha», algo que atribuye a «una serie de valores» que aglutina y al incansable «trabajo» para hacerlo realidad.

Un tema de «hace dos años»

ha reiterado que la celebración del Congreso del PP de Madrid es un tema «que se viene hablando hace dos años», por lo que se resiste a hablar de «bicefalias» y de «terceras vías». Su único objetivo, dice, es trasladar «el éxito de las urnas, y ahora en las encuestas, a todos los rincones de la Comunidad» así como por dar «normalidad a una situación que no lo es». «Hay que tener en cuenta que estamos en equipos que no han nacido de un congreso. El último se celebró con Cristina Cifuentes».

La presidenta madrileña ha reconocido que a partir de ahí «se ha desatado un lío de titulares» pero ha insistido en que ella siempre dice lo mismo, que tiene «ganas de liderar este proyecto», cuestión que se empezó a plantear a raíz del resultado electoral del 4M. «Lo que creo es que tenemos que pensar en hacerlo pronto para evitar que nos desgastemos, y para evitar tanto titular», ha dicho.

ha incidido en que no es un «producto de marketing» y cuando se presenta ante los electores, encabezando una papeleta, se debe «responsabilizar de esa marca». Así, ha hecho hincapié en que por eso esa situación se da en todas las comunidades autónomas.

A su parecer, lo importante no es lo que piense ella o las distintas direcciones del partido sino que es «qué opina el afiliado» y, por ello, considera «que no hay nada más divertido y más apasionante que un congreso». «Es bueno que se celebre, que haya democracia interna, que haya un proceso normal, con transparencia, donde la gente participe y cuanto más, mejor», ha dicho.

Preguntada por su relación con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la posibilidad de integrarlo en su candidatura, ha señalado que hacen «muy buena pareja». «Somos dos compañeros que estamos trabajando juntos en dos administraciones paralelas y que en estas épocas difíciles hemos demostrado que cohesionados hemos podido sortear lo más complicado», se ha limitado a responder.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.