El Gobierno socialcomunista ha logrado que el Congreso apruebe los Presupuestos Generales del Estado de 2022 con una mayoría holgada de 188 votos a favor.

Los proetarras de Bildu y los separatistas catalanes de ERC se han jactado en el Pleno de haber salvado las cuentas públicas de Pedro Sánchez y lo han hecho lanzando ataques contra la Policía, la Corona y el Poder Judicial. Y ello, con el silencio de la bancada del PSOE -tampoco la presidenta socialista del Congreso, Meritxell Batet, les ha interrumpido- e incluso con el aplauso de diputados de Podemos, el otro partido del Gobierno de coalición.

A un día de la gran manifestación en Madrid de policías nacionales, autonómicos y locales, así como guardias civiles, contra la reforma de la ley de Seguridad Ciudadana que promueven PSOE y y la mayoría Frankenstein, tanto la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua, como el de ERC, Gabriel Rufián, han cargado contra la aprovechando la huelga del metal en Cádiz, con presencia de violentos piquetes y cortes de carreteras.

Aizpurua, condenada por enaltecimiento del terrorismo, ha acusado a la oposición de «defender a capa y espada a los jueces más fachas, a la que aporrea a los trabajadores, a los militares que sueñan con fusilarnos y a la corrupta Monarquía que roba sin descaro».

Además, la líder de los proetarras en las Cortes han advertido al Gobierno de que ahora debe responder a «grandes retos sociales» y ha hablado aquí del «fin de la ley mordaza sin excusas», esto es, la ley de Seguridad Ciudadana, «derogar la reforma laboral sin eufemismos», «la reforma fiscal justa sin miedo a la patronal y la ley de memoria sin impunidad». Tanto Bildu como ERC tienen representantes en la ponencia de la Comisión de Interior que redactará la nueva ley de Seguridad Ciudadana que desprotege a los policías.

«Moler a palos»

Por su parte, Rufián ha afirmado que «violencia es enviar una tanqueta a una huelga sindical, y violencia es moler a palos a trabajadores en lucha», alusión así a la intervención de la en Cádiz, que el propio delegado del Gobierno en Andalucía, el socialista Pedro Fernández Peñalver, ha defendido, y obviando los disturbios, la quema de contenedores y el lanzamiento de objetos peligrosos contra los agentes protagonizados por una guerrilla de radicales de extrema izquierda, camuflados entre los trabajadores del metal.

En este contexto, el presidente del Partido Popular, , ha asegurado este jueves que los Presupuestos Generales del Estado para 2022 «pactados con radicales» dejan a como la economía «más desequilibrada y que peor se recupera».

Así se ha pronunciado sobre la votación de las enmiendas parciales al Presupuesto en el Pleno del Congreso donde, a los 154 votos de PSOE y Unidas Podemos, el Gobierno ha sumado los apoyos de ERC (13), EH-Bildu (5), el PDeCAT (4), Más País-Equo (2), Compromís, Nueva Canarias, Teruel Existe y el Partido Regionalista Cántabro. Ahora, el proyecto de ley más importante será remitido al Senado.

Para el presidente de Vox, Santiago Abascal, estos son unos «Presupuestos a cambio de presos». «Los terroristas de ayer y los extorsionadores de hoy, criminales siempre, deciden el mañana de 48 millones de españoles. Sánchez se sentará ante un juez. Y quienes por acción u omisión lo han permitido tendrán que responder ante los españoles», ha asegurado el líder de la tercera fuerza del hemiciclo.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.