no oculta que no le gusta el control al Gobierno por parte de la oposición. A su rechazo a acudir a las sesiones en el Congreso o el Senado, incluso en momentos especialmente polémicos, se unen sus comentarios hacia los parlamentarios. El jefe del Ejecutivo ha acudido este martes a la Cámara Alta para responder a las preguntas de los senadores y, tras la intervención de Miguel Sánchez (Ciudadanos), ha comentado: «Se hacen muy largas las preguntas algunas veces».

La pregunta que ha provocado tanta incomodidad a Sánchez iba referida al pacto entre el Gobierno y el PP para renovar el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo. Un acuerdo que el senador calificó de «enjuague político». Sánchez, por su parte, defendió que el Gobierno trata de llegar a «acuerdos».

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.